150 personas ocupan de nuevo las campas contra el aparcamiento de Ibarbengoa

150 personas ocupan de nuevo las campas contra el aparcamiento de Ibarbengoa
LUIS CALABOR

Irrumpieron como señal de protesta contra el parking sobre las dos de la tarde

TXEMA IZAGUIRRE

Unas 150 personas ocuparon ayer las campas de Tosu, en el barrio getxotarra de Andra Mari, donde arrancaron el martes los trabajos para construir un aparcamiento disuasorio con 304 plazas soterradas junto a la estación de Ibarbengoa. Irrumpieron como señal de protesta contra el parking sobre las dos de la tarde, tras arrancar la valla colocada en la zona acotada de la playa de obras.

Minutos después llegaron hasta diez furgonetas antidisturbios de la Ertzaintza, que acordonaron el área de unos 10.000 metros cuadrados ocupada sin que hubiera problemas. A las 17.15 horas, la Policía autónoma decidió abandonar el lugar, después de acordar con los ocupantes que no estarían en el área de trabajo donde hay maquinaria y un grupo electrógeno. Posteriormente, los manifestantes organizaron un concierto para pernoctar en la zona.

«Rural y sin cemento»

«Estamos muy contentos porque ha sido una victoria que demuestra el poder del pueblo», explicó el portavoz ‘Jon Gómez’, nombre utilizado por todos los integrantes del colectivo Tosu Betirako al dirigirse a los medios de comunicación, ya que no quieren protagonismo individual. Lo de ayer llega tras una ocupación y una acampada que duró dos años.

Antes de esta protesta hubo una marcha que recorrió las calles de Algorta a mediodía, a la que acudieron 300 personas, según datos de la Policía Municipal de Getxo. Integrantes de la asociación de vecinos de Andra Mari y algunos concejales getxotarras acudieron también para mostrar su adhesión. «Ha sido la mejor demostración de lo que la gente pide: conservar la Andra Mari rural y sin cemento», apuntó Paula Amieva, de Guk, que aglutina a Podemos, Esker Anitza, Equo e Independientes de Getxo.

Temas

Getxo

Fotos

Vídeos