Gonzalo Dúo: «La pasión por Plentzia se hereda»

Dúo posa en Goñi Portal, la casa de cultura local. / E. C.

La cita cultural que este año explora la vida antes de la llegada del ferrocarril en 1898 abrirá a las 19.00 horas en Goñi Portal

VIRGINIA URIETA PLENTZIA.

Hace diez años que Plentzia inauguró sus Jornadas de Historia Local, que en su primera edición trataron las ordenanzas municipales de la villa con motivo de su quinto centenario. Lo recuerda bien su principal promotor, el historiador Gonzalo Dúo. «El espíritu siempre ha sido el de relatar la vida en la comarca, no solo la de Plentzia. El mercado y el puerto, el pescado y el comercio del que se han nutrido siempre todos los municipios de Uribe Kosta son útiles para comprender la vida urbana, rural y marítima», señala el coordinador de la cita, miembro del grupo de Etnografía del Museo Plasentia de Butrón. Goñi Portal acogerá desde hoy y hasta el jueves la décima entrega de estas jornadas, impulsadas también por Eusko Ikaskuntza. Bajo el título 'Arte, caminos y ritos de Plentzia' los que se acerquen desde las 19.00 horas podrán comprender los cambios que vivió la villa a finales del siglo XIX con el ocaso de la cultura preindustrial, cuando la Cofradía de Mareantes de San Pedro cesó sus actividades y se mejoraron sus caminos, entre otras efemérides.

-¿Cómo surgieron las jornadas?

- Se acercaba el centenario de las ordenanzas y había que aprovechar, lo propuse al Ayuntamiento y al final conseguimos celebrarlas, en principio para lo que durara la legislatura. Pero la respuesta fue formidable y hemos conseguido seguir adelante.

- ¿Es una cita consolidada?

- Para muchos sí. Hay gente nueva pero la mayoría de los que acuden, entre ochenta y cien personas, vienen desde los inicios. La pasión por Plentzia y la comarca es algo que se hereda.

- ¿Por qué es un evento tan especial?

- La respuesta ha sido eficaz porque aquí hay un nivel cultural alto. El que se acerca y frecuenta las jornadas se va haciendo con unos criterios de interpretación de la historia. Aquí se aprende muchísimo.

- Entonces hay más 'alumnos' que público.

- Prácticamente sí, aquí se aprenden lecciones para entender tanto el pasado como el futuro.

- ¿Cómo ha sido la evolución?

- Durante estos diez años se han trabajado diferentes aspectos como la historia, el urbanismo, la economía, la sociología o la ecología en la zona -éste ámbito se trabajó en 2013, y fue un éxitazo, con excursión incluida a Txipio-. Hemos tocado prácticamente todos los campos, y los que quedaban por tocar se llevarán a cabo en esta edición.

-¿Qué faltaba?

- No habíamos hablado de temas como la pintura. Plentzia ha dado muchos artistas, sobre todo pintores. El Casino tenía una colección de cuadros, el Ayuntamiento también... Si hubiera espacio para un museo sería imprescindible visitarlo. También la toponimia y la lingüística: Patxi Galé coordinó la de Gorliz. La de Plentzia está en marcha y nos gustaría que se sumaran también los vecinos de Barrika.

-¿Qué es lo que quiere transmitir con estas jornadas?

- Que desde hace siglos, la comarca funciona como una comunidad, y en comunidades. Siempre se ha trabajado en colaboración.

Fotos

Vídeos