Los padres de la ikastola Altzaga de Leioa alertan de un problema de salubridad por excrementos de gato

Los animales que viven en los alrededores serán retirados. / M. CECILIO
Los animales que viven en los alrededores serán retirados. / M. CECILIO

La dirección ha precintado durante varios días el aterpe de Educación Infantil tras aparecer cubierto de desechos felinos

TERRY BASTERRA Leioa

Los padres de los txikis que estudian en la Ikastola Altzaga de Leioa están muy preocupados ante lo que califican como un «grave problema de salubridad» que afecta al centro. Según indican, en las últimas jornadas han aparecido «numerosos excrementos de gato» en los patios interior y exterior del edificio de Educación Infantil, el lugar donde reciben sus clases los alumnos de entre 2 y 5 años. La Asociación de Madres y Padres del centro asegura que la presencia de deyecciones de felinos en el aterpe existente se produce desde hace años, pero recalcan que en los últimos días «se ha agravado». En este lugar, que es el único espacio de juegos para los niños en caso de lluvia, la dirección de la ikastola ha tenido que tomar medidas drásticas tras aparecer el lunes 11 la zona «completamente cubierta de excrementos». Se da la circunstancia de que hubo cinco días no lectivos por el puente de diciembre. La dirección decidió precintar la zona y que los txikis disfrutasen del recreo en el interior del edificio educativo.

Esta situación se ha repetido en las últimas jornadas. Los padres están preocupados y temen que sus hijos puedan contagiarse de alguna enfermedad como la toxopasmosis o infectarse con parásitos como los nematodos o la bacteria Escherichia coli. Y es que estos niños pequeños juegan y meriendan en el suelo del patio. Por eso reclaman una solución urgente a este problema que ya ha sido trasladado al Ayuntamiento de Leioa.

Colonia cercana

Los gatos provienen de una colonia cercana situada en una propiedad privada. Según indican fuentes municipales, la persona que les atendía no ha podido hacerlo en las últimas jornadas y por eso se cree que su presencia en el patio del centro educativo ha sido mayor. Esta persona, según el Ayuntamiento, «ha accedido a retirar la colonia al no poder hacerse cargo de ella», después de que el departamento de Sanidad del Consistorio leioaztarra se pusiese en contacto con ella. De hecho, la empresa que se encarga de la recogida de animales en el municipio ya ha colocado varias jaulas para ir retirando los gatos.El Ayuntamiento también avanza que durante las vacaciones de Navidad «se esparcirá un producto que ahuyenta a los felinos por la zona exterior del perímetro de la ikastola». Esta acción es complementaria a la limpieza del patio y busca poner fin a la entrada de gatos al recinto para acabar así con los problemas de salubridad que denuncian los padres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos