La oposición de Leioa urge construir un nuevo polideportivo

En 2011 se llegaron a iniciar las obras del polideportivo, pero apenas se movió la tierra. / PEDRO URRESTI
En 2011 se llegaron a iniciar las obras del polideportivo, pero apenas se movió la tierra. / PEDRO URRESTI

Esnatu, EH Bildu y PP consideran que el 'caso Pinosolo' no debe retrasar más el inicio del proyecto para dotar al municipio de un gran complejo deportivo

TERRY BASTERRA LEIOA.

La última sentencia judicial sobre el 'caso Pinosolo' ha servido para que, una vez más, los partidos de la oposición en el municipio reclamen la construcción de un nuevo polideportivo. Un complejo que dé el relevo al «obsoleta» Sakoneta. Esnatu, EH Bildu y Partido Popular insisten en la necesidad de que Leioa cuente con una nueva instalación y por ello instan al Ayuntamiento a dar los primeros pasos en esa línea.

Para Esnatu «no es de recibo que por culpa de una anterior mala gestión de los gobernantes de la época (del PNV) los leioaztarras en este momento estén pagando las consecuencias». La formación indica que áreas de Sakoneta como la sala de musculación está desfasada, «con máquinas en mal estado» y sin que se haya dado solución a esta situación. «Por el bien de Leioa y aunque el Ayuntamiento vuelva a recurrir esta sentencia, o esté esperando una nueva, el nuevo polideportivo debe de ser una realidad lo antes posible», señalan desde este partido vinculado a Podemos.

Más críticos se muestran desde EH Bildu, partido que tacha de «nefasta la gestión del anterior equipo de gobierno» en la tramitación de la adjudicación de Pinosolo. «Por ese motivo Leioa no tiene un nuevo polideportivo ni hay perspectiva de que lo tenga a corto y medio plazo, y eso pese a que se incluyó en los presupuestos de 2018 una partida (de 125.000 euros), tras aceptar una de nuestras enmiendas, para iniciar los trabajos este año», espeta Aritz Tellitu, portavoz de la formación soberanistas en el Ayuntamiento.

El de Bildu critica además que desde el Ayuntamiento no se les haya facilitado información sobre el inicio del proceso participativo para recoger la opinión de los clubes deportivos del municipio y la ciudadanía de Leioa con el fin de recoger las necesidades que debe cubrir la futura instalación.

En el PP tienen claro que «el PNV es el responsable de que estemos sin un polideportivo nuevo» y enzarzado en una batalla judicial con la unión de empresas que fue la adjudicataria de aquel gran proyecto valorado en 58 millones. La Autoridad Vasca de la Competencia ratificó el intercambio de datos entre una de las integrantes de la contrata, Aros, y una de las compañías que puntuaba las ofertas, Arcain, a las que sancionó; pero exoneró a Viuda de Sainz.

El Ayuntamiento abonó a la UTE 1,6 millones por distintas tareas realizadas, pero paralizó la obra después de que los tribunales confirmasen estas irregularidades. Las compañías solicitaban al Consistorio el pago de otros 3,2 millones por otra serie de trabajos llevados a cabo y en concepto de lucro cesante. La sala de lo civil del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ratifico en sentencia firme hace unos días que la liquidación del contrato se hizo por causas «no imputables» a la UTE y mantuvo los 657.595 euros estipulados por la Corte Arbitral como indemnización.

«Fue el PNV el que falló en la vigilancia de aquel proceso y el que nos metió en este lío. Apoyamos al Ayuntamiento en su defensa de los intereses de Leioa, pero no podemos ir de la mano del PNV», valora el popular Xabier Olabarrieta. La UTE y el Consistorio aún mantienen otro pleito. El pleno anuló en junio de 2017 la adjudicación de las obras de Pinosolo, pero las empresas recurrieron esta decisión ante el juzgado de lo contencioso-administrativo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos