La oposición critica el «fracaso» de Getxolandia y pide el regreso de la carpa

La lluvia acompañó la inauguración del parque el sábado. / MANU CECILIO
La lluvia acompañó la inauguración del parque el sábado. / MANU CECILIO

PP, GUK, EH Bildu y Ciudadanos cargan también contra los precios, más elevados, y la falta de talleres

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

La fórmula implantada este año en el Parque Infantil de Navidad de Getxo ha suscitado la desaprobación de muchos padres y a la vez disgusta a los partidos de la oposición, que consideran «un fracaso» el modelo por el que se ha optado. Eliminar la carpa e instalar las atracciones al aire libre, la subida de precios o la escasez de actividades son algunas de sus quejas. El portavoz del Partido Popular, Eduardo Andrade, denunció ayer «la falta de cubierta en Getxolandia, que obliga a disfrutar de las barracas bajo la lluvia y con temperaturas invernales». «Genera mucho menos ambiente y hay menos público, sobre todo los días de lluvia», aseguró la portavoz de Guk, Paula Amieva. El concejal Ibon Rodríguez, de EH Bildu, argumentó que «teniendo en cuenta la climatología de estas fechas, es normal que haya menos asistencia». Getxolandia abrió el sábado, con fuertes lluvias. El equipo de gobierno local ya advirtió que la retirada de la carpa buscaba eliminar la limitación de aforo existente, pero las fuerzas de la oposición ven detrás de esta modificación un intento de ahorro «en un año en el que tampoco se ha celebrado la feria de artesanía».

También ha variado la organización. El Consistorio cede el terreno a la Asociación de Feriantes de Bizkaia y ellos ponen las atracciones y cobran por subir en ellas. El portavoz popular asegura además que hay «una falta de variedad en la oferta. Tan sólo hay las barracas típicas de cualquier fiesta– siete– y echamos en falta talleres». La falta de reclamos para los más pequeños, salvo la noria, le lleva a asegurar que «ha dejado de ser un parque infantil para convertirse en uno para adolescentes». Mientras, EH Bildu se quejó de que «tampoco hay talleres en Algorta. Se va abandonando el modelo original de participación en favor de un modelo consumista».

El PP también criticó que el coste de las atracciones es mayor este año. En 2016, una entrada, válida para montar cinco veces, costaba 3,5 euros. Ahora, se vende por 5, aunque con la obligación de utilizar la misma barraca. El billete de un solo viaje cuesta 1,5.«Es incomprensible, injusto, y excesivo», criticaron también el resto de grupos. Por último, la oposición asegura que antes se creaba empleo al contratar a monitores, algo que este año ya no sucede. El portavoz de Ciudadanos, Santiago Sainz, explicó que «Getxo ha tenido siempre una gran competencia en cuanto al PIN con Bilbao y Barakaldo. Ahora parece que nos rendimos. Se ha renunciado a plantar cara a estas ciudades y a ser un polo de atracción familiar de Bizkaia en estas fechas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos