Oleada de robos en chalés de Uribe Kosta

La Ertzaintza se lleva a uno de los detenidos por el asalto a un chalé de Sopela en diciembre./l. calabor
La Ertzaintza se lleva a uno de los detenidos por el asalto a un chalé de Sopela en diciembre. / l. calabor

Los ladrones han asaltado en enero 8 casas situadas en Plentzia, Berango y Gorliz

TERRY BASTERRA

El 2018 ha comenzado de mala manera para varios vecinos de Uribe Kosta. Lo ha hecho con la visita de los amigos de lo ajeno a sus viviendas. Durante el mes de enero la Ertzaintza tiene contabilizadas ocho denuncias por robo de domicilios en la comarca. Tres de ellos han tenido lugar en Berango, el mismo número que los registrados en Gorliz, mientras que los dos restantes han ocurrido en Plentzia.

Todo parece indicar que los autores de esta oleada de asaltos no son los mismos. Y es que agentes de la Ertzaintza detuvieron el pasado lunes a tres jóvenes en el barrio bilbaíno de Olabeaga como presuntos autores en viviendas rurales de Basauri, Gernika y una de las tres asaltadas en Gorliz el pasado enero. En el resto de los siete asaltos la Ertzaintza mantiene las investigaciones abiertas para dar con los autores.

Lo que coincide en los ocho casos es parte del ‘modus operandi’ de los ladrones. Todos los robos se han producido en momentos en los que los moradores de las viviendas unifamiliares no se encontraban en casa.

Una situación diferente se vivió a finales del pasado 2017 en otro municipio de Uribe Kosta. El pasado 22 de diciembre en Sopela varios ladrones maniataron y amenazaron a los cuatro miembros de una familia para robarles. En aquel asalto, registrado en la calle Artadi, los ladrones simularon la entrega a domicilio de una cesta de Navidad. Eran aproximadamente las tres y media de la tarde. Los moradores abrieron la puerta y al otro lado se encontraron con un encapuchado que les amenazaba con una pistola. Tras él había, al menos otros dos individuos. Ataron y amordazaron a los moradores con cinta adhesiva y cuerdas y les encerraron en un trastero mientras revolvían las distintas habitaciones en busca de dinero y objetos de valor. A medida que iba llegando a la casa el resto de la familia, también les fueron inmovilizando y encerrando en la misma estancia.

Cuando se habían hecho con el botín, los asaltantes huyeron en una furgoneta blanca. Estos hombres fueron detenidos el 11 de enero en Bilbao, uno de ellos regentaba una tienda de productos latinos en la calle Labayru. Se les acusa también de otros dos robos con intimidación con un ‘modus operandi’ similar en viviendas de Bilbao perpetrados durante el pasado verano. El juez decretó su ingreso en prisión.

En otoño en Mungialdea

Los ocho robos en viviendas unifamiliares en la comarca de Uribe Kosta a lo largo de enero no es un caso único en Bizkaia. Durante el pasado otoño los amigos de lo ajeno también actuaron en diferentes viviendas y chalets de otras zonas cercanas como Mungialdea o el área de Gernika. Los ladrones -algunas fuentes señalan a ciudadanos de Europa del Este- entraron en noviembre a cuatro chalés de la urbanización La Bilbaína. También se registraron robos en Gamiz-Fika y en otros puntos de Mungia y los municipios próximos.

En aquellos asaltos, al igual que en los ocurridos este pasado mes en Gorliz, Berango y Plentzia, los delincuentes actuaban principalmente a las tardes, aprovechando la salida de los dueños. La residencia La Bilbaína reforzó la vigilancia privada con la que cuenta tras aquellos robos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos