Nueva protesta de padres y niños de Sopela para exigir la ampliación del colegio

Una marcha recorrerá mañana el centro del pueblo y denunciará el «problema de espacio» que afecta a Zipiriñe

TERRY BASTERRA SOPELA.

Cuatro meses después de la última movilización los padres, madres y alumnos de Zipiriñe vuelven a manifestarse para reclamar una solución a la «falta de espacio» que afecta a este centro educativo, donde cursan estudios de educación Infantil y Primaria cerca de 850 alumnos y cuya capacidad está desbordada. Estiman que en este tiempo el Ayuntamiento de Sopela debería haber dado una respuesta a esta situación y poner a disposición del Gobierno vasco los terrenos donde edificar un nuevo centro educativo o, al menos, iniciase este proceso.

Como desde el AMPA de Zipiriñe temen que «siga pasando el tiempo «sin que se avance con hechos», han convocado una nueva marcha para mañana. Comenzará a las 16.45 horas en el colegio y concluirá en la plaza del Ayuntamiento. Los convocantes esperan a 600 personas, y avanzan que están preparando «una sorpresa» y que la movilización será «muy visual».

La propuesta del equipo de gobierno para dar solución al problema es vender terrenos urbanos de titularidad municipal, por valor de 2 millones de euros, para adquirir con esos fondos una parcela de entre 5.000 y 10.000 metros cuadrados, cerca del casco urbano, para que el Gobierno vasco pueda construir allí un nuevo instituto.

De esta manera se liberaría Iberre y se dedicarían sus instalaciones a acoger un nuevo colegio. Representantes del AMPA estuvieron en un pasado pleno y el alcalde les aseguró que los pliegos para iniciar la compra de los terrenos estaría, según recalcan, «en febrero o principios de marzo». «Pasa el tiempo, no se hace ni se nos dicen nada y no nos vamos a quedar parados mientras no se solucione el problema de falta de espacio de Zipiriñe».

Temas

Sopela

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos