El misterio de los niños saudíes heridos que vestían ropa del club ciclista de Getxo

Tres niños saudíes heridos en el trágico accidente, dos de ellos vestidos con la ropa del Punta Galea./E.C.
Tres niños saudíes heridos en el trágico accidente, dos de ellos vestidos con la ropa del Punta Galea. / E.C.

Un coche mató en el país de Oriente Próximo a cuatro pequeños que entrenaban en bicicleta. La Sociedad Punta Galea trata de averiguar por qué llevaban su maillot

JOSU GARCÍABilbao

Cuatro niños de entre 12 y 15 años murieron y otros seis resultaron gravemente heridos el pasado lunes en Arabia Saudí al ser arrollados por un coche cuando entrenaban con sus bicicletas por una carretera de la región de Abi Arish. Un vídeo de los cadáveres de los pequeños tirados en la cuneta se ha hecho tristemente viral en el Golfo Pérsico. La noticia ha generado conmoción en Oriente Próximo y también en Getxo. ¿El motivo? Dos de los alevines heridos que aparecen en una de las fotografías que se ha difundido llevan la indumentaria de la Sociedad Ciclista Punta Galea. En sus maillots se puede leer claramente la palabra Algorta. Uno de ellos está tumbado, con sangre en la pierna y un collarín en el cuello. El otro tiene la mirada perdida. Salió ileso, pero parece en estado de shock.

La imagen ha corrido por los teléfonos de los miembros de esta asociación de amantes de la bicicleta de la margen derecha, pero nadie ha sabido dar respuesta al enigma de por qué esas dos equipaciones han acabado en Arabia Saudí. Los responsables del equipo están «muy tristes». «La muerte de un ciclista es siempre un hecho lamentable, que nos abruma y nos hace reflexionar», afirma Roberto Brunet. Este caso es, además, «dolorosísimo» por la corta edad de las víctimas. «Y la verdad es que nos ha impactado ver a los pequeños con nuestra ropa», añade.

Desde hace dos días, la Sociedad Ciclista Punta Galea está tratando de contactar con Yarmouk Cycling Club, el equipo al que pertenecían los junior. Pero todos los intentos están siendo infructuosos, por las dificultades idiomáticas y culturales. «Nos gustaría hablar con ellos, preguntarles quién les ha dado las equipaciones y, sobre todo y ante todo, queremos trasladarles nuestra solidaridad y condolencias», afirma Brunet. «Lo que sufrimos los ciclistas con los coches es un drama aquí, en Arabia Saudí y en todo el mundo».

A 160 kilómetros por hora

En un primer momento, la Sociedad Punta Galea pensó que la ropa podía proceder de una partida que donaron, hace ya unos años, a un pueblo de Etiopía. Pero luego comprobaron que los textiles que mandaron tenían otro diseño. Otra hipótesis es que se la hayan regalado a los niños accidentados algún socio. «Hay gente que tiene familia trabajando allí, pero, de momento, nadie sabe nada».

El drama vivido en la ciudad de Abi Arish fue responsabilidad de un conductor imprudente que circulaba a unos 160 kilómetros por hora. Se le fue la moderna camioneta que pilotaba y se llevó por delante al pelotón de niños. El grupo iba protegido por detrás por un coche de apoyo, pero el impacto fue frontal. Nada pudieron hacer. El automóvil les segó la vida al instante.

La tragedia podía haber sido mayor, pero el destino salvó a uno de los pequeños. Cuando fue a recoger su bicicleta para ir al entrenamiento se dio cuenta de que la rueda trasera estaba pinchada. El consiguiente retraso para arreglar la avería anuló, probablemente, su cita con la muerte.

El ciclismo es un deporte que está creciendo fuerte en Arabia Saudí y en los países del Golfo Pérsico. Hay carreras, como el Tour de Dubai, en la que participan las principales figuras del pelotón (el año pasado ganó Marcel Kittel). Además, muchos emiratos están invirtiendo en equipos de primer nivel (ahí está el Bahrain-Merida). Uno de los grandes frenos a la bicicleta en la región es, precisamente, la peligrosidad de sus carreteras, por las que circulan coches de alta gama a gran velocidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos