Los mayores de Romo saldrán a la calle para pedir un centro de día

Miembros de la Junta Directiva de Ibar Nagusien Etxea y los representantes de la oposición. /  P. URRESTI
Miembros de la Junta Directiva de Ibar Nagusien Etxea y los representantes de la oposición. / P. URRESTI

Reclamarán, con el respaldo de toda la oposición, habilitar el servicio en el actual Hogar del Jubilado, a cuyo derribo se oponen

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Los jubilados de Romo se echarán a la calle para pedir un centro de día para personas mayores o con discapacidad en las actuales dependencias del Euskaltegi y del Aula de Cultura del barrio, además de para mantener la sede del Nagusien Etxea sin que se traslade a la futur Kultur Etxea de la plaza de Santa Eugenia. La movilización convocada por la Junta Directiva tendrá lugar mañana, a las siete y media de la tarde. Todas las reivindicaciones desgranadas por los mayores cuentan con el respaldo de los partidos de la oposición del Ayuntamiento de Getxo, que ayer les acompañaron. Los mayores pidieron a los representantes del PP, Guk, EH Bildu y Ciudadanos que presentasen una moción en pleno pidiendo abrir ese centro en el edificio, ya que el Aula y el Euskaltegi son servicios que se trasladarán a la nueva Kultur Etxea, en la que solo falta colocar los equipamientos y el mobiliario. El equipo de gobierno -formado por PNV y PSE- pretende derribar el Nagusien para construir en su lugar pisos de protección oficial. Los mayores creen que hay otras zonas del municipio donde se pueden levantar ese tipo de pisos. Lo que ellos reclaman es que esos espacios sirvan para que «las personas en peores condiciones físicas y psíquicas se queden en el barrio, sin tener que desplazarse fuera de Romo, como ocurre ahora», apuntó el presidente de la Ibar Nagusien Etxea, Rafael Martín.

Otra cuestión que les sirve de argumento es la sentimental. Esos locales siempre han tenido una finalidad social. Por eso, los vecinos requieren que sigan teniendo un uso social. «Son las últimas señas de identidad de un barrio con una importante personalidad histórica» dice Paco Blanco, un residente. Y no es que los mayores se opongan a la nueva Kultur Etxea. «Queremos aquello y queremos esto», defiende un usuario que no entiende que «en el barrio más poblado de Getxo quieran construir viviendas y quitar servicios». Toda la oposición apoya las peticiones de la Junta Directiva de la Ibar Nagusien, que organizó una consulta y consiguió el apoyo de la mayoría de los participantes para mantener la sede donde está. La asociciación de vecinos y la plataforma antiderribo también estará en la manifestación, al igual que la federación Auzokideok.

Población envejecida

«Creemos necesario que ese edificio histórico se mantenga en pie, porque la población cada vez está más envejecida y necesita poder ser atendida». La portavoz de Guk, Paula Amieva, aseguró que no comprende «la actitud del PNV, que prefiere obviar las protestas» de todos los colectivos que apoyan la moción de los mayores. EH Bildu opina que «los edificios de Romo forman parte del patrimonio histórico y arquitectónico, por lo que es imprescindible preservarlos». «Los socios de la Nagusien Etxea han hablado y quieren quedarse, por lo tanto debemos respetarles y trabajar para que se queden. El equipo de gobierno tiene claro lo que quiere, por eso la oposición ha de trabajar unida, presentando iniciativas conjuntas», defendió el portavoz de Ciudadanos, Santiago Sainz.

Temas

Getxo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos