El Eve logra el permiso para probar molinos eólicos frente a la costa de Lemoiz

Una de las boyas instaladas por el EVE frente a la costa de Lemoiz dentro del proyecto del BiMEP. / EVE
Una de las boyas instaladas por el EVE frente a la costa de Lemoiz dentro del proyecto del BiMEP. / EVE

Tras cuatro años de trámites y después del fracaso de un proyecto europeo, la entidad instalará dos aerogeneradores, dentro del proyecto del BiMEP

JOSU GARCÍA BILBAO.

El proyecto que promueve el Gobierno vasco para investigar la producción de energía limpia a través del aprovechamiento del mar frente a la costa vizcaína -conocido como Biscay Marine Energy Platform (BiMEP)- recibió ayer un espaldarazo. El Ministerio de Medio Ambiente dio el visto bueno definitivo a que el BiMEP pueda probar molinos eólicos en las instalaciones que posee a unas tres millas del litoral de Armintza.

De esta forma, este centro de investigación podrá manejar tanto boyas que aprovechan las corrientes marinas como este tipo de aerogeneradores. El interés por testar material eólico en la zona marítima que ocupa BiMEP se remonta a principios de esta década. De hecho, una iniciativa europea llamado Hiprwind pretendía instalar un molino flotante más alto que la torre que el BBVA tiene en Bilbao. Un plan que logró, precisamente, el permiso de Medio Ambiente, pero que acabó fracasando por retrasos y sobrecostes en los diseños iniciales.

El EVE, que cuenta con el 92% del capital de BiMEP -el 8% restante está en manos del Gobierno central-, recogió el testigo y, en 2014, inició los complejos trámites para probar este tipo de tecnología (conocida como 'off-shore'). Un plan en el que también ha colaborado Iberdrola. La primera solicitud fue denegada. Medio Ambiente exigió nuevos y más precisos estudios para valorar si la implantación de los molinos tendría una influencia negativa sobre el medio.

Finalmente, el nuevo Ministerio para la Transición Ecológica otorgó ayer su plácet. BiMEP probará aerogeneradores flotantes. En muchos países, la tecnología eólica marina está muy avanzada y aporta ventajas con respecto a la terrestre (viento más constante, menos impacto paisajístico...). Sin embargo, las costas españolas son muy profundas por lo que los molinos no se pueden pilotar contra el fondo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos