El PP da la llave al equipo de gobierno para completar el Getxo Antzokia

Imagen del teatro, que estará finalizado dentro de un año. / P. URRESTI
Imagen del teatro, que estará finalizado dentro de un año. / P. URRESTI

El principal partido de la oposición permite con su abstención disponer de una partida de más de un millón de euros para el equipamiento del teatro

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

El gobierno de Getxo –formado por PNV y PSE– podrá contar con 1.150.000 euros adicionales procedentes de los fondos municipales para comprar equipamiento destinado al edificio del Getxo Antzokia. El Partido Popular, además de Ciudadanos, posibilitaron que disponga de este importe al abstenerse en el pleno de ayer durante la votación de este crédito adicional – ya que el Ejecutivo local no suma los concejales necesarios y el resto de grupos votaron en contra– al considerar que pesa el deseo y la necesidad vecinal de tener el teatro en marcha de una vez. Guk y EH Bildu se opusieron y toda la oposición criticó «el sobrecoste» del proyecto y también «los 9 años de obras».

El concejal de Urbanismo, Joseba Arregi, explicó que la infraestructura cubre «necesidades y reivindicaciones conocidas. La obra estará terminada para finales de verano de 2018 y para finales de ese año estará ya equipada». A continuación, Arregi aseguró que la cantidad de dinero invertido en esta infraestructura sigue las pautas previstas y que se cumplen «los plazos establecidos». «El proyecto inicial era de 23 millones y estamos en 52. Se dijo que las obras durarían 4 años y van a durar 9», criticó el portavoz del PP. Sin embargo, Eduardo Andrade admitió que su abstención pretendía permitir al gobierno local disponer del dinero necesario para acabar el edificio. «Vamos a dejar que se termine el proyecto porque la gente de Getxo lo quiere así». El concejal pidió que al abrirlo se contratase «un buen director de programación y que lo ponga a andar».

Andrade censuró que «el Antzoki está viejo antes de acabarse» y que arrancó mal desde el principio, con una gran oposición vecinal. Para ilustrarlo se refirió al óxido que aparece en algunos puntos de un edificio donde sigue el tajo y al aspecto de algunas maderas. Y dejó caer que el mantenimiento de esta infraestructura costará «un millón y pico», cifra que admitió que «se le escapó en una comisión al responsable de Urbanismo sin querer». «No hay árboles, los bancos son feos, han quitado el kiosko», criticó el portavoz popular, que incidió en que se ha construido un aparcamiento soterrado «con 95 plazas disponibles, vacías y que no se abren a los vecinos».

Auditoría

No obstante, avanzó que «cuando acaben las obras pediremos una auditoría. Estará todo legal, pero hay un desfase de 20 millones». También desde la bancada de Guk llovieron las críticas. El concejal Kike Prada se refirió a las obras como un «desvarío, descontrol y derroche; un disparate» que achacó a «una gestión irresponsable». Nerea Guijarrubia, portavoz de EH Bildu, repitió hasta tres veces –en euskera y castellano– la frase: «52 millones y 9 años sin Getxo Antzokia; 9 años sin teatro en Getxo». Su reiteración fue un claro canto a un gasto que considera excesivo y a una duración «exagerada» de las obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos