El Leioa vuelve a calzarse las botas

Los jugadores comienzan el curso «ilusionados» al mando de Lambea, en la foto inferior.
Los jugadores comienzan el curso «ilusionados» al mando de Lambea, en la foto inferior. / MANU CECILIO

El grueso del primer equipo, conformado por 10 jugadores, comenzó ayer a entrenar a las órdenes de Jon Ander Lambea.

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA LEIOA.

La plantilla del Leioa, compuesta por el momento por diez jugadores, volvió ayer al trabajo bajo las órdenes del nuevo entrenador, Jon Ander Lambea, que también se estrena en los banquillos profesionales. El presidente del club, Javier Landeta, destacó ayer que esta pretemporada comienza «con la misma ilusión de siempre, toda vez que cada año para nosotros es una aventura nueva». Además, valoró «la experiencia de estar un año más en Segunda B». «Llevamos mes y medio sin competir y ya se echaba en falta el ambiente del fútbol», resaltó el máximo dirigente azulgrana.

Landeta reconoció que «este mes y medio ha sido de lo más movido» a la hora de componer el plantel técnico y el bloque de jugadores. De hecho la última incorporación se produjo pocas horas antes del inicio de los entrenamientos, con el fichaje del centrocampista asturiano José Manuel Camporro Sánchez, de 25 años, que el año pasado militó en el Lealtad. Este jugador, que ayer no pudo comenzar a entrenar con sus compañeros, se formó en las categorías inferiores del Real Oviedo, entidad en la que llegó hasta su conjunto filial. Posteriormente defendió las camisetas del filial del Levante, Almería B, y durante dos épocas diferentes, la del Lealtad, equipo en el que logró el ascenso a Segunda B y mantener la categoría al año siguiente.

Bloque «competitivo»

Con él, el bloque azulgrana que ha comenzado los entrenamientos está compuesto por seis caras nuevas: Lander Yurrebaso, Alexander Iriondo, Aitor Morcillo, Egoitz Magdaleno e Izaro Abella, que aunque jugó cedido la pasada temporada, ha fichado por el club tras desvincularse del Athletic.

De la base del equipo de la temporada pasada continuarán Urtzi Iturrioz, Aitor Córdoba, Undabarrena y Óscar García. En total diez jugadores «que complementaremos con tres jugadores juveniles y uno del filial a la hora de comenzar los entrenamientos», explicó el presidente.

Esta corta plantilla inicial obligará a continuar sondeando el mercado de cara a nuevas incorporaciones hasta contar con al menos 19 efectivos.

Primer equipo.
Urtzi Iturrioz, Aitor Córdoba, Eneko Undabarrena, Óscar García, Lander Yurrebaso, Alexander Iriondo, Aitor Morcillo, Izaro Abella, Egoitz Magdaleno y Yosu Camporro.
Cuerpo técnico.
Primer entrenador: Jon Ander Lambea. Segundo entrenador: Iker Bilbao. Entrenador de porteros: Isusko Echevarría. Fisioterapeuta: Unai Castrillejo. Preparador físico: Gorka Blasco. Secretario técnico: Carlos García.

La característica fundamental del bloque de jugadores a diseñar pasa «por ser competitiva, siempre conscientes del presupuesto que tenemos y del nivel que tuvimos el año pasado para que nuestro proyecto sea continuista». De momento, el club no pone el objetivo más allá «de mantener la categoría un año más». Y más teniendo en cuenta el cambio de grupo, en el que se medirán a rivales asturianos, cántabros, navarros o burgaleses. «Lo considero un grupo muy complicado con incorporaciones como Mirandés, recién descendido de la Liga 1-2-3, Racing de Santander, o Burgos», explicó.

También se medirán a 'viejos' conocidos como Logroñés, Arenas, Barakaldo, más filiales de equipos de Primera y Segunda División. También en el horizonte asoma la segunda participación en la Copa del Rey, en la historia del club. «Vamos dando pasitos y estamos muy ilusionados en tomar parte en este torneo». Solo pide un deseo para la primera ronda. «Poder jugar en Sarriena para que el pueblo de Leioa pueda vivir un año más una competición tan bonita», concluyó.

Fotos

Vídeos