Leioa ofrecerá formación específica a las familias contra el acoso escolar

El área de Educación del Ayuntamiento impartirá en febrero talleres para dotar a los progenitores de herramientas con las que afrontar el 'bullying'

TERRY BASTERRA LEIOA.

El 'bullying' no es algo que quede solo dentro de las aulas. Es una problemática que puede trasladarse fuera de los centros educativos. Por este motivo el Ayuntamiento de Leioa quiere ampliar su programa de lucha contra el acoso escolar. El Departamento de Educación comenzará en febrero a ofrecer formación dirigida a las familias para prevenir y afrontar posibles casos de hostigamiento a menores.

Para ello se organizarán una serie de talleres de cuatro horas de duración. Tendrán una capacidad máxima de 20 personas. Se busca que luego sean las propias familias asistentes las que trasladen las pautas adquiridas a otros padres de los centros escolares a los que acuden sus hijos para darle la mayor difusión posible a esta formación. Esta iniciativa no va a ser totalmente pionera en los espacios educativos de Leioa. En la ikastola Altzaga ya existe un proyecto por el que grupos de padres que realizan reuniones periódicas para tratar los problemas que afectan a sus hijos -a nivel de comportamiento tanto en el centro como en el seno de la familia, de relación con los demás o en el ámbito educativo- y buscar posibles soluciones. La diferencia es que en este caso la temática será el 'bullying'.

En Leioa cuentan con una amplia experiencia a la hora de formar a los estudiantes contra el acoso escolar. Son más de 700 los estudiantes de Primaria y Secundaria los que cada año participan en los talleres que se celebran en los centros. El programa está coordinado por técnicos y personal docente y para la formación se sigue una dinámica de intercambio de roles.

«Recreamos situaciones de agresión escolar y se busca que la reacción de los testigos no sea pasiva. Que sientan afinidad, se identifiquen con la víctima y actúen. Se promueve la denuncia de lo que está pasando o ponerse en medio y evitarlo. Buscamos que tomen consciencia de que intervenir para impedir estos actos no supone chivarse, sino que es realizar una acción justa», explican desde el Departamento de Educación.

La iniciativa suma más de un lustro de actividad y los resultados han sido muy satisfactorios. Se han dado casos incluso, apuntan estas mismas fuentes, de alumnos considerados «problemáticos por sus profesores» que se apuntaron al taller y sorprendieron a los docentes para bien.

«Cuando a un joven conflictivo se le da una responsabilidad se convierte en una experiencia muy positiva para él», destacan. Los propios alumnos tienen el encargo después de formar a otros estudiantes de cursos inferiores y servirles de tutores, de manera que se busca establecer a su vez una serie de redes de protección entre ellos.

Desde los 10 años

Este programa se desarrolla en Primaria en Txomin Aresti, Ikastola Altzaga y los colegios San Bartolomé, Artaza-Pinueta y Lamiako. En Secundaria, en los institutos de Artaza-Romo y Barandiarán. Todos estos son centros públicos, pero también participan de esta iniciativa municipal Betiko Ikastola y Mercedarias, que cuentan con un importante porcentaje de alumnos empadronados en Leioa. Los primeros alumnos que reciben formación son los de 5º de Primaria, ya que a esta edad (10 años) algunos ya disponen de dispositivos electrónicos, a través de los cuales también se ejerce el acoso.

Temas

Leioa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos