Leioa estrena el primer girasol solar de Euskadi para recargar coches eléctricos

Leioa estrena el primer girasol solar de Euskadi para recargar coches eléctricos
La infraestructura se ubica junto a La Avanzada.

El concesionario Leioa Berri Auto instala un 'smartflower' para surtir de energía limpia a sus instalaciones

GABRIEL CUESTA LEIOA.

Los girasoles siempre ‘persiguen’ al sol a lo largo del día para aprovechar al máximo su luz. Una peculiaridad de esta planta que busca producir nutrientes por medio de la fotosíntesis de la forma más eficiente posible. Siguiendo ese conocido refrán de ‘la naturaleza es sabia’, Leioa Berri Auto se ha convertido en la primera empresa de Euskadi en contar en sus instalaciones con Smartflower POP, el primer sistema fotovoltaico inteligente del mundo que imita a los peculiares girasoles.

El concesionario es el primero en España en apostar por este mecanismo, que ya está implantado en más de 20 lugares a lo largo de la Península. Una pequeña torre simula ser el tallo sobre el que se sostienen 18 metros cuadrados de paneles solares móviles. La ‘flor’ se abre automáticamente cuando amanece y va persiguiendo al sol para conseguir captar la luz de la forma más eficiente posible gracias a un mecanismo que obtiene el ángulo perfecto (90 grados) a través de sus coordenadas.

Con ello genera un 40 % más de energía que los sistemas fotovoltaicos tradicionales, cuya exposición solar es más limitada al ser fijos. «Hemos copiado la idea de los girasoles. Es imitar a la naturaleza, que ella misma ha creado el mejor sistema captador de luz. Se rentabilizan las horas solares marginales», explica Julio Matilla, director de la compañía en España. Los paneles se repliegan cuando anochece o para evitar el ‘efecto vela’ en caso de que azote el viento a más de 54 kilómetros por hora. Gracias a este enorme ‘girasol’, Leioa Berri Auto conseguirá una energía limpia para sus coches y actividades productivas.

La smartflower producirá 7.500 kWh al año para minimizar el consumo eléctrico del concesionario leioztarra, que cubrirá gracias a esta cuantía un 70 % de las recargas de su flota eléctrica de vehículos –cuentan con 7 cargadores en sus instalaciones– y un 10 % del consumo eléctrico proveniente de su producción. Todo esto supondrá un ahorro de 1.750 euros al año de factura energética. Leioa Berri Auto estima que, con esta inversión, dejará de emitir 9 toneladas de C02, según su director de ventas, Juan Ramón Merodio.

«Estos vehículos ya no son el futuro, son el presente», apunta Merodio. Smartflower es una empresa austriaca de diez años de vida que busca «una nueva forma de entender la energía fotovoltaica». Este sistema alternativo a los panales tradicionales ya se ha sido implantado en Europa, Estados Unidos y Asia. Además, se limpia automáticamente gracias a un sistema de escobillas e incluye paneles solares, cableado y batería. Su precio es de 14.100 euros y pesa 750 kilogramos. Tiene una vida útil de 25 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos