El Leioa comienza a prepararse para ofrecer su mejor versión ante el Burgos

El Leioa cerrará el año ante un potente rival. En la imagen, encuentro en Sarriena ante otro contrincante/ P. U.
El Leioa cerrará el año ante un potente rival. En la imagen, encuentro en Sarriena ante otro contrincante / P. U.

El plantel «analiza» los errores cometidos ante el Gernika para despedir el año con buen sabor de boca ante los de Patxi Salinas

I. SÁNCHEZ DE LUNA LEIOA.

Al Leioa los derbis vizcaínos no se le han dado de todo bien en esta primera vuelta de competición. De doce puntos en juego, solo han sumado cuatro, mientras que han cosechado dos derrotas consecutivas en Sarriena frente al Amorebieta y por 1 a 3 contra el Gernika en la última jornada. Con estos últimos resultados, los azulgranas ocupan la duodécima posición en la tabla, con 21 puntos, a 4 del ‘play-out’ y con un colchón de 7 sobre el descenso que ahora marca el Osasuna B. Los leioztarras clausurarán el presente año a las 12.00 horas del próximo domingo, visitando el Plantío, feudo del Burgos entrenado por Patxi Salinas, que tiene en su haber ser el equipo menos goleado del Grupo 2 de Segunda B, con solo ocho tantos en contra.

La derrota hace dos jornadas frente al Amorebieta «estuvo condicionada por la actuación del colegiado», perjudicando claramente a los de Sarriena. Pero pese a ponerse por delante en los primeros compases ante el Gernika, «no supimos manejar en ningún momento el encuentro frente a un rival que se encuentra en una buena dinámica y que tiene muy claras las cosas», reconoció el técnico del Leioa, Jon Ander Lambea.

En el debe de los suyos destacó «la incapacidad para contrarrestar sobretodo su juego y tampoco estuvimos intensos». Otra circunstancia adversa radicó en los errores en estrategia, uno de los puntos fuertes de los azulgranas. «A pesar de no hacer un buen partido todos sus goles llegaron a balón parado. Un punto en el que debemos incidir a pesar de que hasta hoy, lo hemos estado trabajando correctamente con una solvencia defensiva importante», subraya. El titular del banquillo de Sarriena concluye que «no nos pudimos meter en el partido. Hubo un par de opciones en el segundo tiempo pero el rival supo cerrar muy bien todas sus líneas».

En definitiva, «no fue nuestro mejor encuentro, más bien todo lo contrario, al no estar acertados en ninguna faceta del juego». La plantilla regresó ayer a los entrenamientos con la mira puesta en su desplazamiento a tierras castellanas para «estudiar y mejorar todos los aspectos en los que no estuvimos acertados frente al Gernika e intentar dar la mejor versión de nosotros mismos y cerrar el año con un resultado positivo», concluyó Lambea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos