Leioa aumentará la seguridad de los peatones en el acceso al casco urbano desde Getxo

El principal acceso a Leioa desde Getxo perderá un carril para dar más seguridad a los peatones./P. Urresti
El principal acceso a Leioa desde Getxo perderá un carril para dar más seguridad a los peatones. / P. Urresti

El Ayuntamiento va a eliminar uno de los dos carrilles de esta entrada unos metros antes de un paso de cebra que suma numerosos atropellos

TERRY BASTERRA

El paso de cebra situado justo antes de la conocida como la rotonda del Mulligans, en el acceso a Leioa desde Getxo, es uno de los puntos negros para los peatones en este municipio. Allí se han producido varios atropellos en los últimos años, la mayoría de chavales, al estar muy próximo el Gaztegune y la pista de skate. El último de los arrollamientos tuvo lugar hace unos meses. En el Consejo de la Infancia celebrado a mediados de noviembre, uno de los chicos, un estudiante de Betiko Ikastola, solicitaba a la alcaldesa Mari Carmen Urbieta la instalación de un semáforo tras el reciente atropello de un amigo suyo que se estaba recuperando de forma favorable. El semáforo que pedía este muchacho no se va a instalar, pero sí se va a aplicar otra medida para aumentar la seguridad de los peatones.

Con el fin de limitar la velocidad con la que llegan los vehículos, el Ayuntamiento va a actuar sobre el que es uno de los principales accesos a Leioa. Para ello reducirá de dos a uno los carriles de este vial instalando una serie de pivotes en su tramo final. El Consistorio lleva años aplicando medidas en la zona, todas con el mismo objetivo de reducir el riesgo para los peatones en este punto. Allí se han colocado varios badenes y pintado de color el paso en varias ocasiones sin conseguir acabar con este punto negro para los viandantes.

Los atropellos en los pasos de cebra de Leioa son una incidencia que se repite desde hace años pese a los esfuerzos del Ayuntamiento por limitarlos. Para ello ha puesto en marcha campañas para concienciar a los conductores y peatones que incluían multas para quienes no los respeten, tanto para los que iban al volante como par los que cruzaban la carretera por lugares no habilitados para ello. Otras iniciativas, como la que se va a aplicar junto al Mulligans, han ido en la línea de reducir la velocidad de los vehículos a motor por las calles del municipio. En los últimos años el número de atropellos en Leioa se ha estabilizado en torno a la docena por ejercicio.

Temas

Leioa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos