Leioa aplaza a enero el inicio de los trabajos en la avenida Sabino Arana

Imagen del anteproyecto que se colgó en la web de transparencia municipal.
Imagen del anteproyecto que se colgó en la web de transparencia municipal. / LEIOA ZABALIK

El Ayuntamiento demorará el tajo para no perjudicar la campaña navideña de los negocios. De momento, un bidegorri ocupará la plataforma tranviaria

ERLANTZ GUDE LEIOA.

El Ayuntamiento de Leioa presentó recientemente a los vecinos el proyecto de remodelación de la avenida Sabino Arana, una de las principales arterias comerciales de la localidad, que tiene como principal novedad, apunta el edil de Urbanismo, Iban Rodríguez, la reforma de los accesos al vial. Podrán entrar con sus vehículos vecinos, comercios y servicios de emergencia y municipales, aunque la intervención busca entregar el protagonismo a los vecinos, restringiendo significativamente el volumen de tráfico, anotan las mismas fuentes.

Un tema que levantaba suspicacias era la pérdida de aparcamiento. Desde el Ayuntamiento, aclaran que, por una parte, desaparecerán con las obras unas 63 plazas, pero se ganarán en las calles adyacentes en torno a un centenar. «Solo las sacamos de Sabino Arana», subraya el edil. El objetivo ahora es sacar a licitación el proyecto, aunque se prevé demorar hasta enero el inicio de los trabajos a fin de no perjudicar la campaña navideña de los negocios.

Posteriormente, y en base a lo estipulado, aclara Rodríguez, se espera que la actuación esté culminada en un máximo de un año. En el Consistorio no son ajenos al gran malestar que provoca la instalación del tranvía entre un importante sector de la población local, aunque, en base a las estimaciones municipales, prevalece, apuntan, el respaldo a la iniciativa. Por el momento, un bidegorri y el carril por el que transitarán los contados vehículos con acceso a Sabino Arana ocupará la plataforma que en el futuro ocupará el tranvía.

El Consistorio está mediando con Euskal Trenbide Sarea para reducir a uno solo los dos carriles tranviarios previstos en esta arteria. De esta forma, se garantizaría el mantenimiento del bidegorri, y se analizarían otras posibilidades para permitir también el tráfico de vehículos autorizados. Lo que tiene claro el Ayuntamiento es que, si desde el Gobierno vasco no se toma una decisión en sentido contrario, el tranvía, pese al rechazo que genera entre parte de los vecinos, debería materializarse. «Ha de prevalecer la visión de territorio -indica-, la conexión con la UPV y el Parque Científico, que dará empleo a miles de personas».

Derribo del barrio San José

El concejal de Urbanismo repasa a su vez otra intervención urbanísticas en el municipio, en el céntrico y deteriorado grupo San José, a cuyos residentes, explica, varias empresas les han trasladado sus interés por remozar íntegramente el barrio, edificando nuevas viviendas. «Se han dirigido a nosotros vecinas muy contentas, hay que tener en cuenta la situación de las casas, que, además, han de someterse a la inspección técnica de edificios». Pese a que la reforma pasa por el acuerdo entre promotora y residentes, el Ayuntamiento, aduce Rodríguez, se ha puesto manos a la obra para adaptar los instrumentos urbanísticos a fin de que no obstaculicen la posible intervención.

Fotos

Vídeos