La justicia declara nula la contratación de una técnica deportiva de Getxo Kirolak

El grupo municipal Guk denuncia que fue «a dedo». Según la sentencia, susceptible de recurso, no se ajustó a derecho

TXEMA IZAGIRRE

Una sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Bilbao ha declarado nula la contratación de una técnica de Getxo Kirolak realizada en 2016 y en vigor hasta 2019 al considerar que no se ajusta a derecho. La resolución condena al Ayuntamiento a pagar las costas del procedimiento y contra ella cabe recurso, cuestión que no han aclarado si realizarán desde el gobierno local. La resolución ha incrementado el cráter entre el gobierno local –compartido por PNV y PSE – y Guk, la agrupación que llevó el asunto a los tribunales. El conflicto hunde sus raíces en 2008. Entonces una empresa, en la que la técnica posteriormente contratada trabajaba, prestaba un servicio a Getxo Kirolak que incluía la mayoría de las tareas que después le fueron asignadas como responsable de planificación deportiva del organismo por un sueldo de unos 48.000 euros anuales.

El responsable del área, Álvaro González, dijo en 2015 que había nuevos trabajos a realizar y que se precisaba contratar a una persona. Se inició un proceso de selección y los requisitos exigidos «eran un traje a medida de la persona finalmente seleccionada» y encima la convocatoria no fue pública, «como manda la ley», criticó Guk, que denunció que las autoridades locales ni tuvieron en cuenta la propuesta de la interventora, quien pidió un proceso abierto. De ahí concluyeron que «la apuesta» del gobierno local fue «seguir manteniendo a la misma persona en el desempeño de unas tareas que venía desarrollando desde el 2008».

«Nepotismo»

La mujer comenzó a trabajar en Getxo Kirolak en junio de 2016 y al mes siguiente, Guk y varios sindicatos denunciaron «la maniobra». El Ayuntamiento aseguró que «se han respetado los principios de igualdad, mérito y capacidad que son exigibles en la contratación de personal de las administraciones públicas». Ayer, el Ejecutivo local defendió que «la sentencia no entra en ningún momento a valorar el proceso de selección llevado a cabo», si no que cuestiona el carácter excepcional y urgente inherente al tipo de contratación utilizado, «por entender que las labores desarrolladas ya se prestaban con anterioridad». Precisamente, la cuestión principal con la que el Ayuntamiento discrepa es que el Consistorio entiende «que la contratación sí responde a la realización de nuevas labores, como son las vinculadas a la nueva organización de Getxo Kirolak derivada de la incidencia en Fadura de las obras del río Gobela, así como de la asunción de un nuevo programa de intercambio de deportistas».

A partir de ahí, «todas las valoraciones sobre un supuesto nepotismo son absolutamente gratuitas y corresponden exclusivamente a Guk». Mientras, la formación asegura que « queda clara cuál es la política de personal del presidente de Getxo Kirolak». Y pide que «esta sentencia sirva para que algunos tomen conciencia de que el nepotismo no tiene cabida en nuestra institución y que, como hemos venido haciendo hasta la fecha, combatiremos política y judicialmente cualquier muestra del mismo».

Fotos

Vídeos