Los jóvenes decidirán los usos del futuro gazteleku de la Kultur Etxea de Romo

El equipamiento abrirá sus puertas a lo largo del primer semestre de este año. /  PEDRO URRESTI
El equipamiento abrirá sus puertas a lo largo del primer semestre de este año. / PEDRO URRESTI

El Ayuntamiento abrirá un proceso participativo para el diseño y la programación del espacio, que atraerá a más de 5.000 usuarios al año

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Jóvenes y escolares de Getxo darán a partir de este mes su opinión sobre los servicios que debería ofrecer el futuro gazteleku que abrirá en la planta baja de la Romo Kultur Etxea, donde en la actualidad se colocan el mobiliario y diferentes equipamientos. Tras su apertura, la previsión es la de atraer más de 5.000 usuarios anuales para este espacio situado en la planta baja, que dispondrá de varias salas para talleres, espacios de consolas y ordenadores, aparte de aseos.

Las opiniones de quienes tienen entre 11 y 17 años se tendrán en cuenta para cuestiones tan diversas como «la elección del nombre del servicio, la estética interior, la selección de juegos, consolas y revistas, la programación para los primeros meses, entre otros aspectos». El proceso participativo arrancará este mismo mes, según explicó la responsable del Servicio Municipal de Juventud, Irantzu Uriarte, quien puntualizó que, «otro de los temas a trabajar será el diseño de las actividades de la jornada de inauguración, que está prevista para el primer semestre del año».

Las autoridades locales están convencidas de que la apertura del gazteleku de Romo será un éxito porque está situado muy cerca de las zonas frecuentadas por los jóvenes. También porque su ubicación facilitará el trabajo en red con los agentes de juventud. Este servicio incluso tendrá una entrada independiente y contará con una cocina en el txoko, que permitirá ofrecer talleres gastronómicos.

Pero en esta fase previa que se ha puesto en marcha, el personal del gazteleku contactará con el tejido asociativo de Romo-Las Arenas y los centros escolares y jóvenes de esas edades del entorno que deseen participar.

«Apropiación» del espacio

Todo porque «uno de los objetivos es iniciar desde antes de la apertura el proceso de apropiación del espacio», según Uriarte. El programa participativo contempla también la realización de sesiones y dinámicas de trabajo en el propio local. La concejala incidió en que, «una vez finalizado el trabajo, se llevarán a la práctica las decisiones tomadas en el marco de este proceso». El gazteleku de Romo no es el único que funcionará en Getxo, puesto que en el denominado Gauegun de Algorta se ofrece actualmente con éxito este servicio. Allí hay un 'topagune' o lugar de encuentro; una sala de talleres en la que se ofrecen diversos cursillos, que van desde dibujo y pintura a elaboración de jabones, entre otros. Además de una zona de juegos de mesa y revistas, hay un espacio con ordenadores y otra sala polivalente con mesa de ping-pong y futbolín, entre otros entretenimientos.

Temas

Getxo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos