La ikastola Altzaga de Erandio reclama un calendario escolar propio

Los pequeños disfrutaron de todo tipo de talleres y actividades. / PEDRO URRESTI

El centro organizó ayer una fiesta para sacar las aulas a la calle y reclamar que se declare festivo el 8 de marzo en lugar del Día de la Hispanidad

GABRIEL CUESTA ERANDIO.

La ikastola Altzaga de Erandio sacó ayer sus aulas a la calle en protesta por el calendario educativo. El centro no frenó su actividad el Día de la Hispanidad, una jornada festiva oficial que quieren que forme parte de las jornadas lectivas, pues consideran que «no hay nada que celebrar». Es el segundo año consecutivo en el que el 12 de octubre es un día más para esta ikastola.

Según explica una de sus docentes, Nerea Olaziregi, el Consejo Escolar aprobó el año pasado pedir al Gobierno vasco intercambiar esta festividad por el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer. Una propuesta que fue denegada por Educación al ser imposible «cambiar las fechas decretadas oficiales». La ikastola fue «el único centro de Bizkaia» en organizar la fiesta reivindicativa, «y de los pocos en Euskal Herria», explicaron. Y se sumaron ayer casi 100 personas. Aproximadamente 60 alumnos y sus familiares disfrutaron de la iniciativa junto a 18 profesores y monitores de Infantil y Primaria de la ikastola Altzaga Bekoa, el centro en el que estudian los alumnos más pequeños. No lo hicieron delante de una pizarra ni en sus pupitres. Salieron a la plaza que se encuentra frente al centro para disfrutar de una mañana soleada repleta de talleres. Los niños podían desde construir unas divertidas goitiberas hasta ponerse el delantal para aprender a defenderse en los fogones con un curso de cocina adaptado a los más pequeños. También se realizaron clases de teatro y grafitis. Además, la biblioteca se encontraba al aire libre para aquellos que preferían disfrutar de una buena lectura bajo el sol.

Fotos

Vídeos