Gorliz implanta la OTA de junio a septiembre para los visitantes

La playa de Gorliz, llena de turistas./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
La playa de Gorliz, llena de turistas. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Las personas que paguen el IVTM en el pueblo quedan exentas de pago, al igual que los vecinos. Los dueños de pisos no residentes podrán adquirir dos abonos

VIRGINIA URIETA GORLIZ.

Acudir al privilegiado arenal de Gorliz en coche ya no saldrá gratis el próximo verano. El Ayuntamiento implantará la OTA estival para dar respuesta a la saturación de vehículos que sufre el municipio durante el verano, cuando miles de visitantes copan cada día las calles, explanadas y aceras. El Consistorio trata de resolver así el colapso circulatorio con el que tienen que lidiar los vecinos en su propio pueblo. Y solo los visitantes tendrán que pagar por estacionar.

Los vecinos y aquellos ciudadanos no empadronados pero que pagan el impuesto de circulación en la localidad quedarán exentos de la OTA. Tampoco deberán pasar por el parquímetro los vehículos de emergencia, las personas con movilidad reducida que dispongan del distintivo, ni los dueños de motocicletas, ciclomotores y bicicletas, aunque deberán estacionar en el espacio habilitado para ellos. Los taxis, coches oficiales y los vehículos que realicen carga y descarga tampoco tendrán que abonar el servicio.

Zonas reguladas.
En la zona verde, será de 8 euros todo el día. En la zona azul, los primeros 30 minutos serán gratis. La primera hora saldrá por 0,70 céntimos. Cuatro horas, 4,50 euros.
Abonos.
Se permitirá adquirir dos por cada piso o vivienda de veraneo. El precio de uno será de 30 euros y el de los dos, de 50.

Según los propios cálculos municipales, la mitad de los cerca de 4.400 hogares de Gorliz son pisos de veraneo. Así que, ¿qué ocurrirá con las personas que disponen de un piso en propiedad en Gorliz y que, aunque no están empadronadas en la localidad, la visitan con asiduidad?

El Ayuntamiento les ha incluido en la ordenanza reguladora del servicio. La normativa prevé que puedan solicitar hasta dos abonos anuales , que deberán adquirir a la empresa que resulte adjudicataria. En este caso, los solicitantes deberán exhibir el recibo del IBI. Solo se venderán dos tarjetas por vivienda de veraneo – una por 30 y dos por 50 euros– que podrán comprar el propietario y sus familiares de hasta primer grado.

El resto de usuarios deberán pasar por el parquímetro desde el primer día de junio hasta el último de septiembre, entre las 9 y las 21.00 horas. El Consistorio habilitará dos zonas reguladas: habrá una verde, en la que se pagará por aparcar toda la mañana (hasta las 15.00 horas) o por toda la tarde (hasta las 21.00 horas). Medio día costará 5 euros, y toda la jornada 8. Mientras, en la zona azul, se tarificará cada media hora. Estacionar los primeros treinta minutos será gratis. Una hora saldrá por 70 centimos. Mientras, dos horas saldrán por dos euros, tres por 3,50 y cuatro por 4,50.

Unanimidad

El pleno aprobó ayer por unanimidad algunas modificaciones en la ordenanza reguladora del estacionamiento de vehículos. La normativa se someterá a información pública durante 30 días, una vez publicada en el boletín, y si se presentaran sugerencias, éstas serán tratadas en una nueva sesión. De no haber ninguna, la normativa entrará en vigor directamente.

Aunque cuando el Ayuntamiento dio luz verde a la propuesta de forma inicial no se contabilizaron alegaciones, lo que podría haber desembocado en su aprobación definitiva mucho antes, el propio Consistorio ha realizado cambios «para adaptar el servicio a la realidad municipal». Por ejemplo, ha decidido acortar el periodo de implantación de la OTA – antes se preveía que hubiera de mayo a octubre–. Por otro lado, se ha establecido una duración máxima de 12 horas en vez de de 10 horas. Los vehículos que rebasen el tiempo de estacionamiento, no dejen visible el título habilitante o lo falsifiquen serán sancionados con una multa de 60 euros.

Fotos

Vídeos