LA CLAVE

Gorliz dejará de recoger los residuos a las fruterías

Varios contenedores para la recogida de residuos situados en la calle Itxasbide de Gorliz. / T. B.
Varios contenedores para la recogida de residuos situados en la calle Itxasbide de Gorliz. / T. B.

La nueva ordenanza excluye del servicio ordinario a los negocios del sector de la alimentación y fija multas de hasta 3.000 euros

TERRY BASTERRA GORLIZ.

Las fruterías quedarán fuera del servicio ordinario de recogida de basuras en Gorliz. Esta es una de las principales novedades de la nueva ordenanza aprobada por el Ayuntamiento y que acaba de finalizar su periodo de exposición pública sin que se presente ninguna alegación a la misma. Estos establecimientos, al igual que las carnicerías, las pescaderías y los supermercados, estén catalogados en la nueva normativa municipal como 'grandes entidades productoras de residuos', por lo que se establecen para ellos unas condiciones especiales. Ahora tendrán dos opciones para que les sean retirados los desperdicios que generen: pueden contratar a una empresa externa para que se encargue del tratamiento de los mismos o suscribir un convenio de recogida 'puerta a puerta con la Administración local, siempre que las características de los desechos que generen no «dificulte extraordinariamente su recogida y transporte».

El Ayuntamiento realizó un proceso de participación con los comerciantes del municipio para trasladarles los aspectos de la nueva ordenanza antes de su aprobación definitiva. Fuentes municipales indican que se van a celebrar nuevas reuniones con los responsables de estos negocios de alimentación para definir qué opción de las dos posibles se ajusta más a sus características para proceder a la retirada de los residuos que generan. Estas mismas fuentes explican que, aunque la ordenanza ya está aprobada, queda por definir las condiciones y las tarifas de los convenios para la recogida 'puerta a puerta'.

El espíritu de la nueva normativa de Gorliz persigue fomentar el reciclaje, pero también castiga con dureza a aquellos que arrojen sus desperdicios fuera del marco legal establecido. La ordenanza busca impulsar la reutilización de aquellos desechos que puedan tener una segunda vida útil. Por este motivo incluye varias iniciativas en este sentido. Entre ellas prevé «mecanismos de bonificación a quienes quienes generen menores cantidades de residuos, realicen una correcta separación» de los mismos o practiquen el autocompostaje.

La ordenanza prevé bonificaciones para los vecinos que reciclen sus desperdicios

21 prohibiciones diferentes

El Ayuntamiento ha establecido un total de 21 prohibiciones a la hora de depositar los residuos divididos en tres categorías (leves, graves y muy graves). Las sanciones fijadas pueden llegar hasta los 3.000 euros para las más penadas. Entre estas últimas están el «depositar animales muertos o partes de ellos en la vía pública o en contenedores de residuos» o verter «en cualquier depósito restos de carne y pescado procedentes de carnicerías, pescaderías y otros establecimientos comerciales». También se considera infracción muy grave el causar daños intencionados a los contenedores.

La normativa excluye del servicio de recogida de residuos urbanos las podas, los escombros, los embalajes y los palés. El Ayuntamiento también ha regulado en esta ordenanza la prohibición de quemas y hogueras en el municipio, salvo las autorizadas por motivos culturales, en el caso de las segundas, y las que afecten a rastrojos y hayan sido comunicadas previamente al Consistorio, para las primeras.

Temas

Gorliz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos