El Gobierno vasco reanuda las obras del parking de Ibarbengoa

Una excavadora en la zona de obras/TOSU BETIRAKO
Una excavadora en la zona de obras / TOSU BETIRAKO

T. IZAGIRRE GETXO.

El Gobierno vasco reinició ayer las obras de vallado de los terrenos de Ibarbengoa donde se construirá un parking disuasorio que permitirá abrir la estación del barrio getxotarra de Andra Mari.

El objetivo del cerramiento es salvaguardar la zona de obra y garantizar la seguridad de las personas que acampan en los terrenos anexos para protestar contra el proyecto.

A las diez se presentaron dos patrullas de la Ertzaintza, a la par que varios operarios con una retroexcavadora abrieron una zanja y empezaron los trabajos para colocar una valla más segura que la anterior, que opositores al parking derribaron hace varias semanas. La invasión del solar, registrada el 21 de octubre, dio pie a que se paralizaran las obras y el Gobierno vasco abriera un proceso para adjudicar la colocación de un cerramiento rígido. El colectivo Tosu Betirako protagonizó durante dos años una acampada de protesta en la zona y criticó ayer el reinicio del tajo. El parking disuasorio costará 3,6 millones de euros, tras adjudicarse a las compañías Dragados y Geotecnia y Cimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos