El Gobierno vasco pone fin a los ruidos de los nuevos 'euskotrenes' en Sondika

Vista de las nuevas unidades, que entraron en funcionamiento antes de que se inaugurara la Línea 3. /VPEDRO URRESTI
Vista de las nuevas unidades, que entraron en funcionamiento antes de que se inaugurara la Línea 3. / VPEDRO URRESTI

Las últimas mediciones en la calle Mitxine arrojan índices de contaminación acústica por debajo de los límites legales

GABRIEL CUESTA SONDIKA.

Los vecinos de la calle Mitxine han dejado de padecer «ruidos intensos» cada vez que se acerca el tren. El Ayuntamiento y los responsables del organismo dependiente del Gobierno vasco Euskal Trenbide Sarea han puesto solución a las vibraciones y molestias sonoras que provocaban los nuevos convoyes de Euskotren a su paso por la estación de la localidad del Txorierri, en su trayecto Bilbao-Lezama. Las últimas mediciones realizadas por ETS, el mes pasado, han obtenido los resultados esperados, arrojando unos índices por debajo de los límites establecidos por la ley que regula la contaminación acústica. Ahora, el ruido no alcanza los niveles registrados previamente, antes de que el organismo dependiente del Departamento de Transportes colocara materiales amortiguadores en los 220 metros de trazado del túnel sobre los que se encuentran las viviendas que estaban afectadas por las molestias.

«Las obras se terminaron en primavera y los resultados de las última mediciones muestran que los niveles de contaminación acústica han pasado a cumplir la normativa», explicaron fuentes de Euskal Trenbide Sarea. Los trabajos se dividieron en dos fases. «Se sustituyeron las tracciones de las traviesas por otro material más elástico en varios tramos de la entrada del tren a la estación», apuntaron. Sin embargo, «se realizará alguna medición más en otros portales de la calle Mitxine». Esta acción se llevará a cabo bajo petición de otras comunidades de vecinos de la zona. Con ella, se espera certificar completamente que en toda la calle no se superan los niveles de ruido permitidos. «Hay que puntualizar que el ruido y las molestias que puedan causar es subjetivo para cada vecino», puntualizaron fuentes del organismo.

El alcalde de Sondika, Xabier Zubiaur, se mostró «satisfecho con la actuación de ETS» tras la última medición. «El correcto funcionamiento del tren ya no afecta a la calidad de vida de los vecinos», señaló. El problema comenzó en marzo del año pasado, debido a los nuevos convoyes de Euskotren. Las renovadas unidades, más compactas, generaban mayor ruido que las antiguas, que estaban separadas y construidas con otro sistema de ruedas. Los responsables de ETS llevaron a cabo mediciones en junio y septiembre de 2016 en el bloque 2 de la calle Mitxine y certificaron el problema acústico en la zona para los vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos