El Gobierno vasco levantará 136 VPO de alquiler en el barrio getxotarra de Iturribarri

El pleno acuerda invertir 1,3 millones para que la sociedad pública Visesa se ponga manos a la obra

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Los acuerdos políticos permiten lanzar más polígonos de viviendas protegidas en Getxo, uno de los municipios con el parque inmobiliario más caro de la península y en el que adquirir un piso se ha convertido en misión imposible para muchos jóvenes, que han tenido que emigrar a los municipios cercanos. Con los votos favorables de todos los partidos del Ayuntamiento, salvo Guk, el pleno dio luz verde ayer a un crédito adicional de 1,3 millones para la promoción de 136 viviendas de protección en alquiler en Iturribarri, -una zona inmersa en obras de urbanización en el barrio de La Humedad, cerca de Fadura-, a través de un convenio con la sociedad pública del Gobierno vasco que promueve VPO, Visesa. Este crédito se suma al aprobado en el pleno de junio para favorecer la construcción de otras 54 de esta modalidad en Venancios, en Algorta.

El convenio se tramitará este año y supondrá la construcción de 88 VPO de alquiler en régimen especial (social, para aquellos que cuentan con menos ingresos, de hasta 25.000 euros al año) y el resto de régimen general, destinados a quienes ingresan rentas anuales de hasta 39.000 euros. El periodo mínimo en el que los pisos estarán en alquiler será de 25 años, y estarán destinados a getxotarras que tengan una antigüedad mínima de empadronamiento de 3 años ininterrumpidamente, o de 5 años de forma alterna en la última década. Los porcentajes de participación provisionales en la operación se sitúan en un 60% correspondiente a Visesa, un 26% al Ayuntamiento y un 14% de Gobierno Vasco, mediante subvenciones.

La aprobación forma parte de un acuerdo del gobierno local -formado por PNV y PSE- con el Partido Popular. Tras el visto bueno del pleno, el Gobierno local podrá ceder a la sociedad pública dos parcelas de titularidad municipal a Visesa, que levantará allí los bloques.

Zona «inundable»

El Gobierno vasco dilatará hasta 25 años como mínimo el tiempo en que los pisos estarán de alquiler, según explicó el responsable de Urbanismo, Joseba Arregi. «Supone un salto de calidad disponer del mejor socio que existe en Euskadi para llevar adelante este tipo de planes», dijo, tras reconocer que estaba «muy contento» por sacar adelante este proyecto. «La situación de la promoción de viviendas sociales en Getxo va a ir en función los acuerdos políticos que se alcancen».

Según dijo, «está viendo la luz el Plan de Vivienda pactado con el PSE hace años. Tras estar parado estamos viendo como sale adelante ahora con apoyos de otros partidos». El portavoz popular, Iñaki Gamero, aseguró que «el Partido Popular sabe que uno de los principales problemas de Getxo es la vivienda y lo que más se demanda es en alquiler. Hay que ponerse las pilas y sacar adelante este tipo de promociones como ya lo hemos hecho desde nuestro grupo». Esas ententes puntales han permitido aprobar dos polígonos de pisos protegidos en cuestión de dos meses.

Sólo Guk votó en contra del acuerdo que dio luz verde a la partida, pero lo hizo por cómo se ha llevado a cabo la expansión de Iturribarri, una zona que según denuncian, es inundable. «Nos volvemos a quedar solos defiendo que no se construya más en zona de inundación», protestó el edil de esta formación, Kike Prada, quien reiteró que persisten en «este planteamiento contra la ejecución de construcciones al amparo del caduco y desfasado PGOU de 2001, aún vigente». «Es el Gobierno vasco quien marca requisitos de obligatorio cumplimiento para no edificar en zonas inundables, y la salida para avanzar en Urbanismo es alcanzar un gran acuerdo político, lo que depende de la voluntad de todos», respondió el Gobierno local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos