El Gobierno vasco finalizará en 2021 las 140 nuevas viviendas de alquiler social de Algorta

Pedro Javier Jauregui, José Luis Landa, Iñaki Arriola, Imanol Landa, Carlos Quindós y Joseba Arregi. / A.E.
Pedro Javier Jauregui, José Luis Landa, Iñaki Arriola, Imanol Landa, Carlos Quindós y Joseba Arregi. / A.E.

La promoción, en la que Visesa y el Gobierno vasco invertirán más de 18 millones, permitirá a jovenes de sueldos bajos vivir en la localidad

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Los 140 pisos de protección oficial de Iturribarri destinados al alquiler estarán finalizados en 2021. El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, se congratuló ayer del convenio especial que la promotora de vivienda pública del Ejecutivo, Visesa, ha suscrito con el Consistorio de Getxo para dar luz verde a esta promoción y lo puso como ejemplo para actuaciones futuras. «Acuerdos de este tipo los intentaremos replicar en otros municipios», admitió. «Marca un importante camino de colaboración interinstitucional y unión de esfuerzos para dar respuesta a una de las demandas más acuciantes», dijo.

El pacto entre la Administración autónoma y la local posibilita que las viviendas de Iturribarri sean para vecinos empadronados en el pueblo durante tres años ininterrumpidos o cinco de forma alterna y que el período mínimo de arrendamiento sea de 25 años en lugar de 15, que es lo habitual en este tipo de promociones.

Fuga de jóvenes

La operación supone una inversión conjunta de 18,3 millones. Por ejemplo, la promotora pública remata en la actualidad otro bloque de un centenar de pisos de alquiler social junto al Consistorio de Leioa.

En el caso de Iturribarri, el Ayuntamiento, además de poner el suelo, valorado en tres millones de euros, aportará una subvención de 18.000 euros por cada vivienda social y de 6.000 por cada VPO de alquiler. Y es que del total de pisos a edificar, 91 se arrenderán a personas con ingresos muy bajos. Es decir, quienes opten a pisos en el régimen especial podrán ganar entre 3.000 y 25.000 euros y entre 9.000 y 39.000 quienes opten al régimen general. Otro aspecto que destacaron tanto Arriola como el alcalde, Imanol Landa, es que se trata de favorecer a la juventud para atajar uno de los principales problemas de Getxo, una localidad en la que la carestía de la vivienda ha provocado una fuga de jóvenes que ahora se quiere revertir. «En Etxebide había el 2 de octubre 3.961 solicitudes para un piso en Getxo, de las que 2.479 eran de getxotarras. El 77% de ellos pedía una vivienda en alquiler», expuso el alcalde para ilustrar la necesidad de vivienda en el municipio. «El objetivo es lograr que las y los jóvenes getxotarras tengan la posibilidad de seguir viviendo aquí. Tenemos que cambiar la tendencia de pérdida de población», admitió. Actualmente Visesa ha comenzado a redactar los proyectos constructivos de los pisos de Getxo. Se espera que puedan salir a licitación a lo largo del segundo semestre de 2018 y que las obras de construcción arranquen a comienzos de 2019.

También se están dando pasos en el municipio costero para cerrar otros acuerdos con el Ejecutivo autónomo en Venancio y Sarrikobaso, donde están muy avanzadas las negociaciones para edificar 64 viviendas sociales de alquiler y 54 VPO. El alcalde destacó los objetivos de la política de vivienda en la presente legislatura. El cálculo del equipo de gobierno que conforman PNV y PSE es que «se alcanzará la cifra de 576 nuevas viviendas protegida construidas en Alango, Venancio, Sarrikobaso, Iturribarri, Konporte y Ormaza». A estas se sumarán las 128 VPO derivadas de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana en tramitación en Ormaza y Sarrikobaso, y las 192 ya construidas en anteriores promociones en Santa Ana, Etxezuri, Konporte e Iturribarri. En total, 896.

Fotos

Vídeos