El Gobierno vasco estabilizará el edificio de la antigua estación de Neguri pero no lo restaurará

Edificio de la antigua estación de Neguri, que será reforzado para evitar derrumbes pero finalmente no será restaurado./ PEDRO URRESTI
Edificio de la antigua estación de Neguri, que será reforzado para evitar derrumbes pero finalmente no será restaurado. / PEDRO URRESTI

Rehabilitar este histórico inmueble requiere un desembolso que encarecería de forma notable los trabajos previstos por Eusko Trenbide

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

La cara del edificio de la estación de Neguri, sobre el que pesa una protección arquitectónica, se quedará igual. La empresa pública Eusko Trenbide Sareak pretende realizar los trabajos para garantizar que el inmueble seguirá en pie por muchos años, pero no procederá a rehabilitarlo por fuera ni por dentro. Ese es el futuro que le espera a la única construcción ferroviaria de estas características que ha quedado en pie junto con la de Plentzia, como ejemplos de los lugares donde se adquirían los billetes y los pasajeros esperaban a coger el tren.

El Ayuntamiento de Getxo avisó en reiteradas ocasiones del estado peligroso en que se encontraba el inmueble. Hasta que el 11 de mayo se dio el paso definitivo al cerrar el estanco de 'La Cantina', que regentaban Arantza, Rosario y María José Sarria, tres hermanas muy queridas en este barrio de Neguri.

Se alegó por parte de ETS que para arrancar con las obras destinadas a asegurarlo era preciso que abandonasen este edificio donde vendían desde periódicos a tabaco. Su mal estado constituía un riesgo tanto para sus clientes como para ellas mismas, según los informes arquitectónicos.

Esas tareas de apuntalamiento para asegurar la construcción ya han concluido. Han consistido en asegurar el edificio y vallar el perímetro. Según informó un portavoz de ETS, ahora queda «redactar el proyecto para después licitar la obra correspondiente». Las mismas fuentes apuntaron que «se hará lo más conveniente para asegurarlo de forma definitiva» y garantizar la estabilidad de la estructura. Así que la rehabilitación a realizar se quedará en hacer lo justo. La razón es que sobre este edificio pesa una protección que encarecería su arreglo exhaustivo y requeriría contar con el visto bueno de la Diputación de Bizkaia.

El debate está servido, porque la primera pregunta que salta es qué hace un edificio propiedad de Eusko Trenbide Sareak en la línea de Metro Bilbao, donde ETS no realiza ningún tipo de explotación del transporte. Hace unos dos años que le cedió el Gobierno vasco esta auténtica 'patata caliente'. Los partidos de la oposición han protestado muchas veces por su lamentable estado. El PP hasta ha presentado un proyecto para recuperarlo y crear un centro cívico y cultural para el barrio.

Tantas ganas tienen de arreglar el entuerto las fuerzas de la oposición de Getxo que en el último pleno sucedió algo curioso. Guk presentó una moción para que se diera una salida desde el Ayuntamiento a las tres hermanas que explotaban el estanco 'La Cantina' y que se han quedado sin negocio. Ahí el PP registró una enmienda transaccional para abrir un proceso participativo al objeto de rehabilitar el edificio y darle algún uso, algo parecido a lo que se hizo en La Venta y que contó con la iniciativa de EH Bildu. Guk aceptó la propuesta popular y la moción se aprobó.

Dimensiones reducidas

Pero en el caso de Neguri, el gobierno local tiene que hilar fino. El responsable de Urbanismo, Joseba Arregi, dejó en el aire la siguiente pregunta: «¿Por qué a estas tres mujeres había que darles una solución provisional y a otros negocios que les haya podido pasar algo similar no?». Y en segundo lugar expuso que las dimensiones y características de este pequeño edificio hacen que su uso público sea muy limitado. En la matemática política supondría saber si al Ayuntamiento de Getxo le merece la pena restaurar un edificio que no es suyo para darle una finalidad que, por sus características, puede no resultar efectiva para el barrio. En la planta baja dispone de más de 83 metros cuadrados y en el primer piso de menos 52 metros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos