La glorieta para distribuir el tráfico de acceso a Algorta por Euskal Herria estará lista en tres meses

Punto de la calle Euskal Herria en la que el Ayuntamiento va a construir una rotonda/PEDRO URRESTI
Punto de la calle Euskal Herria en la que el Ayuntamiento va a construir una rotonda / PEDRO URRESTI

El Ayuntamiento de Getxo adjudica en 60.000 euros estos trabajos para aumentar la seguridad de peatones y conductores en la zona

TXEMA IZAGIRRE

En poco más de 90 días una nueva rotonda mejorará la distribución del tráfico en la entrada del corredor de Uribe Kosta por la calle Euskal Herria. Los trabajos han sido adjudicados por 60.336 euros por el Ayuntamiento de Getxo. Los trabajos obligarán a los coches a reducir su velocidad una reducción de la velocidad de los vehículos, lo que se traducirá en un incremento de la seguridad para los peatones que atraviesan el paso de cebra situado en este entorno. Además se mejorarán los accesos y salidas de este barrio, tal y como se ha ejecutado por la zona de Bidezabal.

Las tareas previstas afectan al tramo comprendido entre el vial de acceso desde el corredor a la zona de la calle Alango. Se trata de una zona que aglutina muchos servicios, pues en la parte alta está situados el edificio consistorial, los juzgados, las comisarías de la Policía Local y de la Ertzaintza, así comocentros escolares o la oficina de Hacienda. Actualmente hay dos carriles de 3,5 metros de anchura que enlazan la autovía con el centro urbano y uno para salir del casco.

Una vez que arranquen los trabajos, durarán tres meses. Es el tiempo que se tardará en habilitar una glorieta en el cruce de la calle Euskal Herria con Txakursolo. Una de las cuestiones perseguidas por los responsables municipales pasa por «calmar la velocidad del tráfico rodado». Según indicaron desde la Administración local, también «se dotará de mayor seguridad a la intersección existente eliminando los giros a la izquierda de la misma». En la actualidad, se trata de un punto peligroso pese a la visibilidad existente en un tramo recto, pues registra una gran afluencia de vehículos que entran y salen por ese vial hacia Algorta.

La actuación incluye trabajos de señalización horizontal y vertical en la zona. Para ganar en materia de seguridad, advierten de que «se adoptarán medidas tendentes a controlar la afección que pueda generar la entrada en funcionamiento de los nuevos viales urbanos de Iturribarri». No en vano, este barrio se halla en expansión y la construcción de las viviendas previstas puede tener una incidencia directa en este vial o en la calle Avenida de Los Chopos. También se reforzará la iluminación en la zona.

Por otro lado el Ayuntamiento va a mejorar los itinerarios peatonales de las calles Obispo Echeandia y Bolue. Se trata de garantizar su accesibilidad. Aunque las obras no se han adjudicado aún, el tajo tendrá un plazo de ejecución de cinco semanas y un presupuesto total de 60.000 euros.

Temas

Algorta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos