Getxolandia se celebrará al aire libre tras quitar el Ayuntamiento la tradicional carpa

Pequeños se divierten en un taller de cocina en una edición anterior del PIN de Getxo. / P. URRESTI
Pequeños se divierten en un taller de cocina en una edición anterior del PIN de Getxo. / P. URRESTI

El Ayuntamiento alega que no habrá problemas de aforo y que el PIN de Las Arenas se alargará una semana más. Los padres reclaman la cubierta contra el frío

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

El Parque Infantil de Navidad de Getxo ya no estará bajo la carpa de 2.500 metros cuadrados de la plaza de La Estación de Las Arenas, sino al aire libre, del 16 de diciembre al 7 de enero, una semana más que en anteriores ediciones. El Ayuntamiento de Getxo ha decidido cambiar el modelo de actividades navideñas para el público infantil. «Además de extender sus fechas habituales, el parque cambia su formato y, para evitar los problemas de limitación de aforo, pasará a realizarse sin carpa, con lo que toda la familia podrá disfrutar del evento», explicaron ayer fuentes del área de Cultura.

Un portavoz del departamento aseguró que, en los últimos años, la normativa de seguridad obligó a respetar una imposición de aforo que permitía un máximo de un adulto por cada niño, cuestión que desaparecerá al realizarse al aire libre. Getxolandia era uno de los reclamos navideños con más tirón. Al parque acudían pequeños de varios municipios cercanos. Durante las navidades de 2008 se batieron récords al contabilizar 55.000 asistentes.

Fue en diciembre de 2014 cuando comenzaron a aplicarse las restricciones de aforo.

La otra razón que pone el Ayuntamiento sobre la mesa es que no se pone la carpa porque se establecen otras líneas de actuación y potenciación de nuevas iniciativas en el Plan Estratégico Getxo Kultura, donde se aboga por actividades infantiles que despierten la creatividad de los pequeños. Por ejemplo, este año se ha incrementado la oferta de los talleres Gabonak Kultur Etxean a 42.

Se ofrecerán del 26 al 29 de diciembre y del 2 al 4 de enero, en el Aula de Cultura de Romo, con la finalidad de estimular la imaginación de niños de 3 a 12 años a través de juegos, pintura, escultura, actividades lúdicas y diversas formas de expresión plástica.

Aparte de eso, la programación infantil navideña incluirá dos montajes de marionetas en la Escuela de Música Andrés Isasi. «Getxolandia, por tanto, es una de las múltiples actividades que el Ayuntamiento ofrece para dinamizar las calles, el comercio y la hostelería en Navidad, para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar», concluyeron desde el área de Cultura. El parque estará directamente organizado por la Asociación de Feriantes Autónomos de Euskadi (AFADE), con el apoyo del Ayuntamiento, y contará con una oferta de atracciones similar a la habitual.

«Sentido común»

La desaparición de la carpa ya ha generado numerosas quejas de padres y madres que critican la situación y la atribuyen a un mero recorte económico. La mayoría tuvieron conocimiento de la decisión tras llamar directamente al Consistorio para preguntar por la apertura de Getxolandia. «El Ayuntamiento lleva un año cebándose con los niños. Primero les querían dejar sin columpios en Santa Eugenia al finalizar las obras de la plaza. Segundo, se quedaron sin hinchables y actividades en las fiestas de Romo. Para acabar bien el año, ahora les quieren dejar sin carpa», protestó una madre, que aseguró que la estructura de lona lleva montada desde octubre y que ha habido semanas en las que no ha albergado ninguna actividad. «La queremos y necesitamos para estar resguardados de la lluvia y del frío», apuntó. Esta vecina, que cuenta con el apoyo de grupos de padres y madres de Romo, requiere al alcalde local, Imanol Landa, «un poco de sentido común».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos