Getxo y Visesa pactan otra promoción de 136 VPO de alquiler en Algorta

Las viviendas estarán en la parcela 4 de Iturribarri. / TXEMA IZAGIRRE

Se ubicarán en Iturribarri, cerca de Fadura.La inversión supondrá más de 18 millones

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Getxo dio ayer luz verde en el pleno a un convenio con Visesa, la sociedad promotora de vivienda del Gobierno vasco, para construir 136 pisos protegidos en Iturribarri, que serán de alquiler. Se trata de una operación con un peso especial para el Ayuntamiento, que asumirá una carga inusual en este tipo de promociones, valorada en más de 18 millones de euros. Eso levantó una grieta entre el gobierno y algunos partidos de la oposición -principalmente Guk y EH Bildu-, que criticaron que se vaya a edificar en una zona inundable. Los integrantes del ejecutivo local -PNV y PSE- votaron a favor, junto al PP y Ciudadanos. El resto se abstuvieron.

El Ayuntamiento asume más responsabilidades en esta clase de promociones, pero lo hará a cambio de compensaciones. Le costará cerca de 18,4 millones llevar adelante el plan. Parte de la carga radica en los 3 millones en los que valoran los terrenos que se cederán a la sociedad pública Visesa, más otros 1,8 que se aportarán. En contrapartida, el tiempo de concesión se dilatará de 15 a 25 años. El edil de Urbanismo, Joseba Arregi, destacó las bondades de esta promoción en un municipio en el que 1.896 personas quieren optar a un piso de alquiler social, de las 3.941 que aspiran a lograr una VPO. Y alabó la puesta en marcha de esta promoción que la concejala socialista, Teresa Escalante, calificó de «logro del equipo de gobierno que revierte directamente en los ciudadanos». Desde la bancada del PP dieron la vuelta al argumento para apuntar que la clave ha sido el consenso alcanzado con los partidos, con la contrapartida de que las arcas municipales realizarán «un esfuerzo importante». El concejal popular, Iñaki Gamero, dijo que la promoción no era más que «la salida del atasco mastodóntico al problema de la vivienda en Getxo». Y criticó que la gestión de Iturribarri no se vaya a hacer realidad «hasta dentro de 54 meses, para finales de 2021 o principios de 2022». Su intervención la remató con un «de logro nada; como siempre, llega tarde».

El 12% de las previstas

El portavoz socialista, Txefo Landa, defendió que cuando su partido firmó aquel plan estaba en la oposición y «el PNV en una minoría clamorosa. Así que me siento aliviado porque nadie en este pleno va a votar hoy en contra». Los representantes de Guk fueron los más críticos con el proyecto. Lanzaron que era «un escándalo y un ejemplo de mala gestión del equipo de gobierno». El edil Kike Prada adujo que el convenio arrojaba «sombras», porque se necesita «un Plan de Vivienda ligado al Plan General de Ordenación Urbana, que en Getxo está en una vía muerta». A continuación explicó que parte de los pisos de Iturribarri ocuparán la parcela número 4, en la que hay acuíferos. Al edificar allí, incrementarán la cantidad de agua que llega a Fadura en episodios de lluvias torrenciales, algo que el gobierno niega porque cuenta con el correspondiente permiso de la Agencia Vasca del Agua. Nerea Guijarrubia, concejala de EH Bildu, reclamó un parque propio de viviendas sociales, «sin intermediarios». Santiago Sainz, de Ciudadanos, calificó de «necesaria y vital» la promoción. No obstante, incidió en que «se han construido menos del 12% de las viviendas previstas en el Plan municipal». Además, pidió incentivar el plan Bizigune o el alquiler habitacional en Getxo.

Temas

Getxo

Fotos

Vídeos