de caracoles de Euskadi

Jon Arregui recogió el premio. /EL CORREO
Jon Arregui recogió el premio. / EL CORREO

La cuadrilla de Jon Arregui revalida en Gernika el título que consiguieron por última vez en 2014

T. BASTERRA GETXO.

El idilio de la cuadrilla getxotarra encabezada por Jon Arregui con los fogones comenzó hace varias décadas. Son respetados en todos aquellos concursos culinarios a los que se presentan y unos habituales en los puestos de honor. El pasado sábado Arregui y sus amigos Andoni Ruiz, Txetxu Coria y Carlos Ortiz de Zárate recuperaron una txapela que ya habían ganado en varias ocasiones, la última en 2014.

La del campeonato de Euskadi de caracoles, celebrado en la plaza del Mercado de Gernika. Los prepararon con salsa vizcaína. «Los compramos, los limpiamos bien echándoles sal y pasándolos por agua varias veces hasta que les quitamos todo el moco. Después preparamos la salsa con pimiento choricero, cebolla y ajo. Lo pasamos por el chino, le echamos trocitos de jamón y chorizo, lo mezclamos todo y lo desengrasamos», resume este vecino con varios premios en los diferentes certámenes gastronómicos. El getxotarra valora mucho las facilidades que se dan a los participantes en Gernika. Por eso les gusta regresar cada año a participar. «Te dejan llevar el caracol cocido y la salsa semipreparada. Eso nos sirve para ir trabajando en el plato ya la semana anterior, porque solo para limpiar bien los caracoles necesitas tres o cuatro horas», destaca. Él y sus compañeros presentaron tres cazuelas de barro de las 78 que optaban al premio. Pero con el paso del tiempo cada vez acuden a menos certámenes. «Vamos haciéndonos mayores y cada vez nos apetece menos desplazarnos, aunque al de caracoles de Gernika no faltamos. Tampoco a los de fiestas de Bilbao donde hacemos bacalao, chipirones, rabo, marmitako...», señala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos