Getxo sellará «de forma inminente» el pacto para la cesión del gaztetxe de Romo

Las naves fueron derribadas tras incendiarse en abril. / MANU CECILIO
Las naves fueron derribadas tras incendiarse en abril. / MANU CECILIO

El colectivo Itzubaltzeta regresará a la parcela que dejó hace 4 años por las obras del Gobela. El proyecto de construcción del bloque se redactará a corto plazo

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

El gobierno de Getxo y los representantes del gaztetxe de Itzubaltzeta, un inmueble ya derribado tras ser pasto de las llamas, aseguraron ayer que la firma del convenio para gestionar el equipamiento «es inminente», y que pronto se arrancará con el diseño para construir los nuevos pabellones de Errekagane, donde se situaba el local autogestionado. El acuerdo regulará las condiciones de cesión del edificio. Se acordarán aspectos como el funcionamiento, la comunicación, además del marco de convivencia en el vecindario y los horarios de las actividades.

«El gaztetxe de Itzubaltzeta seguirá con el mismo funcionamiento en cuanto a valores y actividad, en general; es decir, seguirán trabajando en asamblea y mediante la participación activa y el empoderamiento de la juventud del barrio de Romo y de Getxo», aseguraron ayer fuentes municipales. El colectivo explicó que «se ha iniciado el trabajo en beneficio de todos los jóvenes desde la premisa clara de que dentro de las políticas de juventud, la autogestión es enriquecedora».

«Trabajo comunitario»

Itzubaltzetako Gazte Asanblada, grupos culturales, jóvenes y vecinos recuperaron para su uso el edificio ya derruido. «Gracias al trabajo comunitario, éste se convirtió en un espacio alternativo para el pueblo y para la creatividad cultural y juvenil», precisaron desde el Ayuntamiento. Las inundaciones de 2008 fueron un varapalo. La Agencia Vasca del Agua emprendió obras hidráulicas que incluyeron ampliar el encauzamiento del río y el gaztetxe cerró en febrero de 2013, tras 8 años de andadura.. La asociación Igake Itzubaltzetako Gazteriaren Aisialdi eta Kultur Elkartea y el Ayuntamiento acordaron ubicarlo provisionalmente en el edificio municipal situado en Ezequiel Aguirre, con la idea de que pudieran regresar a su emplazamiento original. Y el Consistorio adquirió el gaztetxe en ruinas, situado a pocos metros de las vías, unos meses antes de que las llamas lo devoraran el 19 de abril.

El alcalde, el jeltzale Imanol Landa, explicó que su compromiso con los jóvenes seguía en vigor y anunció su disposición a reconstruirlo. Allí se edificará un edificio de unos 1.000 metros cuadrados, con una altura similar a la que tenían las viejas naves, de dos plantas. Los terrenos costaron al final 1,4 millones de euros a las arcas municipales. De momento, se desconoce el presupuesto de la nueva construcción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos