Getxo planta cara a las ratas con una campaña «intensiva»

Las obras de urbanización han «desplazado» a los roedores. / B. C.
Las obras de urbanización han «desplazado» a los roedores. / B. C.

Las tareas se prolongarán diez jornadas por toda la localidad poco después de que los vecinos criticaran la plaga

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

El Ayuntamiento de Getxo inició ayer una campaña «intensiva» para plantar cara a las ratas, que se extenderá durante nueve jornadas más. Se trata de un tratamiento de «choque»o intensivo, con carácter general y simultáneo. Ayer, se actuó en la zona de Las Arenas y Santa Ana, hoy se hará en Romo y en Zugazarte y mañana y pasado, en Neguri. Las tareas seguirán en el Puerto Viejo, Algorta y Andra Mari. Para que el tratamiento sea plenamente eficaz, el Ayuntamiento ha solicitado la colaboración ciudadana siguiendo las siguientes pautas: no alimentar a los animales callejeros, depositar las basuras entre las 20 y 22 horas, y utilizar las papeleras. Las próximas campañas se llevarán a cabo en los meses de marzo y junio.

La federación de asociaciones de Getxo, Auzokideok, denunció hace unos días, precisamente, la proliferación de ratas. En 2017 han recogido «denuncias de vecinos de Salsidu-Los Puentes, Fadura y Romo, que nos alertan sobre la presencia de estos roedores en parques, calles y jardines». El organismo criticó al Ayuntamiento porque «residentes y comunidades han tenido que contratar sus propios servicios de desratización». Y acusaron a la Administración local de «desidia e irresponsabilidad preocupante en un problema de salud pública».

Movimientos de tierras

Según los vecinos, las obras han alterado la situación y han obligado a desplazarse a colonias de roedores a otros lugares. Como ejemplo pusieron los movimientos de tierras realizados por las obras en el río Gobela e Iturribarri. En el primer caso, se realizó una inversión millonaria durante años para reducir el riesgo de inundación, mientras que en el segundo –en Algorta–, se acaban de terminar las obras de urbanización de un entorno donde se construirán unas 500 viviendas. Esta no es la primera vez que se denuncia la proliferación de ratas. Hace un año se aireó otra «alarmante plaga» en algunas zonas como Malakate, Aldapas, Neguri Langile y Avenida de Los Chopos. Entonces, la irrupción de ratas en comercios, garajes y portales «no sensibilizó al Ayuntamiento, que se dedicó a explicar sus actuaciones habituales, considerándolas suficientes».

El responsable de Medio Ambiente, Txefo Landa, explicó que «las medidas aplicadas son suficientes. No tenemos más demanda o quejas». Landa insistió en que se llevan a cabo tres campañas al año. «También actuamos por demanda de los vecinos. Es algo muy habitual. Lo hemos hecho en Novia Salcedo o en el entorno de Salsidu, por poner dos ejemplos». Las actuaciones municipales se realizan, sobre todo, «en el alcantarillado y alumbrado público», que es por donde más se mueven los roedores. Landa recordó que las inmediaciones de los ríos son los puntos donde mayor concentración de roedores hay, y que los movimientos de tierras por obras, como ha ocurrido en Iturribarri, o el desbrozado, causan su desplazamiento a otras zonas.

Fotos

Vídeos