Getxo acelera la construcción del futuro parking público de Algorta

Foto de archivo del parque Manuel Gainza. /  PEDRO URRESTI
Foto de archivo del parque Manuel Gainza. / PEDRO URRESTI

El Ayuntamiento asumirá el coste de las obras del equipamiento. Además, se abrirá el abanico de posibilidades para la utilización de las parcelas

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Getxo pisó ayer el acelerador para construir el parking de Manuel Gainza, que asumirá el Ayuntamiento, y mejorar los accesos y aparcamientos a Algorta. El paso se dio en el pleno, con el visto bueno a un crédito adicional de 645.000 euros para el aparcamiento soterrado y la modificación de diversas partidas de compromiso, que se destinarán a esa misma infraestructura y a la segunda fase de la urbanización de Algortako Etorbidea durante los años 2018, 2019 y 2020. El montante asciende a unos 3,6 millones. El equipo de gobierno contó con el respaldo del PP y Ciudadanos. Guk votó en contra a una de las propuestas y se abstuvo en otra porque ve con buenos ojos que el estacionamiento sea público.

La decisión tomada ayer, que toca de lleno a ese acuerdo puntual entre gobierno local (PNV-PSE) y PP, simplifica los trámites administrativos. «Pasará de ser un contrato de concesión de obra pública con explotación de un tercer adjudicatario a ser una licitación de un contrato de obra municipal». El responsable de Urbanismo, Joseba Arregi, avanzó que así «adelantaríamos los tiempos de ejecución y puesta en funcionamiento del parking casi en un año». La otra cuestión es que se dejará el abanico de usos abierto, sin restringirlo a que sea de «rotación», como estaba contemplado al principio. En este caso, la ventaja es «poder ajustar la oferta de aparcamiento con mucha mayor libertad, combinándola con el servicio de aparcamiento regulado en la zona». Al financiarlo el Ayuntamiento, su construcción proporcionará entradas de dinero por su explotación. El parking tendrá capacidad para 263 vehículos en tres plantas, con 3.850 metros cuadrados. El portavoz del PP, Eduardo Andrade, pidió que se contemplen todos sus posibles usos para que luego no suceda que las plazas no se puedan vender, como ha ocurrido en el estacionamiento cercano al Getxo Antzokia, o en Santa Eugenia, en Romo.

«Dado que será del Ayuntamiento», requirió Andrade que «contemple todas las opciones posibles: rotación, alquiler social, venta para residentes ...». Aunque el edil popular no pintó todo de color de rosa. Dio «un tirón de orejas porque la gestión de las obras de la primera fase de los accesos a Algorta se está haciendo de mala manera» por las fechas escogidas, que han mermado los ingresos de algunos comerciantes en plena campaña de ventas de Navidad, lo que ha generado protestas.

«Consenso social»

Guk fue el único partido en votar en contra de la modificación de créditos. No están de acuerdo con «la forma de estos proyectos, ya que no se han trabajado de forma abierta y clara; no se han trabajado en común». El concejal de esta formación, Kike Prada, se quejó de que «no reúnen el consenso social y se están realizando a espaldas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible». Luego sentenció que «no se puede trabajar así», aunque admitió que la mejora de accesos a Algorta incidirá en una mejora de la movilidad peatonal, mientras que apoyó que el Ayuntamiento asuma la titularidad del parking de Manuel Gainza. Por otra parte, las mejoras a realizar en la segunda fase de la Avenida Algorta afectarán a una superficie de 1.640 metros cuadrados. Los serán iguales que en la primera fase, ya que se ampliarán aceras, se renovarán el pavimento, el mobiliario, el alumbrado y la red de saneamiento. En un tramo habrá una zona de carga y descarga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos