La gestión del principal gimnasio de Leioa indigna a los usuarios

Las instalaciones se han quedado pequeñas y anticuadas, según los abonados. / PEDRO URRESTI

Los abonados critican que Sakoneta inició el curso con 14 máquinas averiadas. El Consistorio prepara los pliegos para adjudicar el servicio

VIRGINIA URIETA LEIOA.

«No nos hacen caso y no podemos más. El gimnasio inició el curso con 14 máquinas averiadas, las condiciones son pésimas y lo peor de todo es que no nos dan ninguna explicación», denuncia un vecino de Leioa, usuario desde hace varios años del gimnasio del polideportivo de Sakoneta, el único público de estas características del municipio, que reabrió el 21 de agosto, tras un mes cerrado por mantenimiento. No es la primera vez que los abonados - más de 1.000- protestan por las «deficientes» instalaciones, en las que «no hay ventilación natural, hemos estado con ventiladores y después con aire acondicionado, que es malísimo... Hay cortes de luz, problemas de condensación y acumulación de aparatos, que tardan en ser reparados o permanecen averiados». Tras demandar «en numerosas ocasiones» explicaciones al Consistorio e incluso reuniones con responsables municipales «sin conseguir respuesta», los usuarios avanzan que se dirigirán al Gobierno vasco «para pedir una inspección y comprobar que se cumplen las condiciones mínimas» que exige la normativa, porque dudan de que así sea.

Es una empresa concesionaria la que desde 2005 gestiona el servicio de mantenimiento y monitorización del gimnasio, cuyo contrato terminó el pasado mes de junio y pese a ello, sigue trabajando para el municipio. Los vecinos aseguran que el gestor de las instalaciones no ha invertido lo prometido y critican que «se le permita» seguir. Incluso apuntaron que debía renovar cada cinco años el equipamiento con una inversión de 55.600 euros y que esta cláusula, a su juicio, se ha incumplido pese a que «somos mil abonados que pagamos 21,9 euros mensuales, así que, añadiendo el IVA, y teniendo en cuenta que cierra en agosto, se lleva casi 190.000 euros anuales». Además, el Consistorio asume los gastos de mantenimiento y limpieza del local.

Por eso, «están indignados». «El espacio, con más de 300 metros cuadrados, no reúne las condiciones mínimas, las máquinas tienen más de 18 años y no se puede ni pasar entre ellas, está todo saturado. Es una chatarrería: la población ha crecido mucho en Leioa y no es normal que el polideportivo esté así», señalan. Los propios vecinos recogieron firmas hace dos años para demandar mejoras, reformas que acometió la Administración pero que «no consiguieron subsanar» algunos defectos.

El contrato con la actual adjudicataria finalizó en junio, pero sigue trabajando

Mejorar la calidad

Tal y como avanza el edil de Urbanismo, Iban Rodríguez, «se están elaborando los pliegos para sacar una nueva licitación y la empresa continuará hasta entonces con la gestión, y aunque no sabemos fechas esperamos que haya un nuevo adjudicatario cuanto antes». Los mandatarios municipales descartan la municipalización del servicio a pesar de que desde EH Bildu han preguntado «en numerosas ocasiones al respecto e incluso han presentado una moción» para que el Consistorio pase a gestionarlo de forma directa. Se votará hoy en comisión, «aunque la presentamos en mayo, y es que están tardando demasiado en resolver este asunto a pesar de que conocen la situación y las quejas de los vecinos», señala el portavoz de la agrupación, Aritz Tellitu.

El edil de Urbanismo asegura que en la zona «no hay polideportivos gestionados directamente por el Ayuntamiento y es algo que tiene sus complicaciones. Nuestra intención es mejorar la calidad del servicio, que esté mejor controlado e incluso abaratar costes». El Ayuntamiento lleva gastados en tres años más de 1,2 millones en mejoras. Sakoneta sufre achaques de la edad. Son inevitables ciertas deficiencias, insisten fuentes municipales.

Fotos

Vídeos