La fiesta se cuece en Aixerrota

Las cuadrillas se esmeran en construir la mejor txosna para disfrutar del certamen el domingo.
Las cuadrillas se esmeran en construir la mejor txosna para disfrutar del certamen el domingo. / P. URRESTI

Los jóvenes ya trabajan a destajo para montar la mejor chabola en la zona no oficial del certamen de paellas, 'El Bronx', donde este año se mejorará la seguridad

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

GETXO. Las cuadrillas de ‘El Bronx’ son el fumé de las paellas, la base de la fiesta que se organiza en Aixerrota desde hace más de 60 años. Miles de personas toman la zona no oficial del concurso, a la que se bautizó como el mítico barrio de Nueva York. Allí se levantan hasta discotecas desmontables para vivir a tope la jornada, considerada por la juventud del pueblo como «la mejor del año». Las tareas ya arrancaron hace días, cuando comenzaron a delimitar las parcelas, y se han intensificado, ya que los chavales construyen chabolas y todo se convierte en un gigantesco campamento. Ayer, cerca de un centenar trabajaban bajo un sol de justicia colocando los tablones con los que cerrar el recinto sobre el que pondrán un toldo. El Ayuntamiento de Getxo ha incrementado las medidas de seguridad en este recinto no oficial del concurso, para evitar incendios y facilitar el paso de ambulancias. «Está bien que tome medidas como abrir caminos para las ambulancias, pero han cogido muy tarde el terreno. Nosotros ya lo habíamos reservado un mes antes».

Julen, Ekaitz y Jaime –tres algorteños de 20 años– llevan tres años disfrutando de la fiesta en esta zona anexa al recinto oficial. «Estamos trabajando tranquilamente desde hace dos semanas», reconocen. Su ‘talde’ está formado por 40 personas aproximadamente, pero los hay mayores. En ‘El Bronx’ hay un pacto no escrito.

«Cada cuadrilla tiene su parcela, pero si hay algún problema por el sitio, se habla, y todo se arregla», dijeron estos chavales. Todos los jóvenes que ocupan esta zona se fajan días antes. Cierran los recintos con tablones de aspecto natural, los que se extraen de la parte exterior de los árboles, con corteza y todo. Y para el suelo, palés de madera. «Llevamos 10 ó 12 años viniendo. Este año hemos comprado dos toneladas de tablones», comenta Denis. Su cuadrilla también admite de buen grado las medidas municipales para ‘El Bronx’. «Estamos viniendo desde hace siete años a la misma parcela. Antes estábamos en el pinar», recuerda Unai. Ellos tienen una gran paellera en la que prepararán la comida del día. Hasta las fiestas del Puerto Viejo, otras de las que más alaban los algorteños o ‘guaitos’, no pondrán nombre al grupo compuesto por unos 50 jóvenes antes de escoger uno para participar en la bajada.

Bocas de riego

Gorka, Eneko, Borja, Iker, Antxon, Imanol….. Hasta 28 jóvenes de entre 20 y 21 años se juntarán en otra parcela de ‘El Bronx’. «Nos parece genial lo que ha hecho el Ayuntamiento por seguridad. Aquí hay calor, hierba seca, fuegos…no podían pasar las ambulancias ni los bomberos…», decían. «Somos gente del pueblo y nos conocemos todos. Es la mejor fiesta del verano junto a las del Puerto. La primera satisfacción es ver el ‘chabolón’ que has hecho», explicaron. En la zona también había ayer trabajadores municipales de faena. «Estamos colocando tres bocas de riego. Cada una está cerca de los tres caminos que ha habilitado el Ayuntamiento», comentó uno de los operarios. Aparte dejarán otras tantas mangueras de gran longitud para que los bomberos puedan rellenar los camiones cisterna.

Temas

Getxo

Fotos

Vídeos