LAS FRASES

El Fadura hace historia y se codeará con la élite del tenis

La plantilla se encuentra muy feliz con su hazaña. «El año que viene toca disfrutar», aseguran. / E. C.
La plantilla se encuentra muy feliz con su hazaña. «El año que viene toca disfrutar», aseguran. / E. C.

El club getxotarra asciende a Primera Nacional, una liga en la que compiten jugadores de la talla de Rafa Nadal

GABRIEL CUESTA GETXO.

El Fadura ha hecho historia en el tenis vasco. El club getxotarra se convirtió el pasado fin de semana en el primer equipo de Euskadi en ascender a Primera División, la máxima categoría masculina por equipos a nivel nacional. En ella están inscritos tenistas de la talla de Rafa Nadal, Feliciano López, Nicolás Almagro, Fernando Verdasco... No fue fácil atravesar el camino del éxito para los tenistas dirigidos por Óscar Viana, que tuvieron que imponerse en Alicante a los rocosos Lleida y Ontinyent. Nada más y nada menos que dos eliminatorias muy reñidas que duraron siete y ocho horas respectivamente.

«Han sido dos choques muy disputados. Esto es algo increíble», apunta el técnico sobre la liguilla de promoción. Tras eliminar a los catalanes por 5-2, el momento crítico fue en la final de finales ante la escuela de Juan Carlos Ferrero. En cada emparejamiento se disputan cinco encuentros individuales y dos de dobles. Llegaron a ir 3-1 por debajo en el global y perdiendo por un set en el quinto partido. Diego Chávez, número uno de la lista getxotarra, dio la vuelta al marcador y provocó un punto de inflexión en la eliminatoria. Había iniciado la remontada y se ponían 3-2 a falta de los dos partidos de dobles.

«Hicimos dos parejas equilibradas y nos salió bien la apuesta», recuerda Viana. El sexto partido se decantó del lado del Fadura. Todo se decidió en el séptimo y definitivo duelo. Fue la pareja formada por Andoni Vivanco y Jon Sánchez la que asumió la responsabilidad de ese todo o nada. «Estar en la pista en ese momento fue algo muy especial. Me emocionó el apoyo de los compañeros desde fuera», reconoce Sánchez. Una circunstancia que «no se suele dar» en un deporte individual como el tenis. Ambos consiguieron el punto definitivo. «Es un triunfo de todos», señala el tenista, que considera que «la clave ha sido la unión de los jugadores». En el vestuario se vive con ilusión poder enfrentarse a algunas de las mejores raquetas de España. «Es un premio. El año que viene toca disfrutar. Es la oportunidad de jugar contra alguien que tiene más nivel y al que no puedes enfrentarte al no estar en el circuito profesional», considera Sánchez después de vivir «un sueño hecho realidad».

Óscar Viana Entrenador «Fueron dos choques muy disputados de siete y ocho horas. Esto es algo increíble»Jon Sánchez Tenista«El ascenso es un premio. Un triunfo de todos. La clave ha estado en la unión del equipo»

«Gente de la casa»

Su entrenador celebra haberse colado entre los ocho mejores equipos del panorama nacional. «Son todos profesionales. Nosotros somos gente de la casa y que no se dedica exclusivamente al tenis», explica Óscar Viana. Incluso sufrieron bajas en la eliminatoria debido a que algunos jugadores tenían exámenes. «Nuestra filosofía seguirá siendo la misma. Será difícil mantenerse, pero habrá que pelearlo», admite Viana.

«Hay que ser realistas. Por ejemplo, el número uno del Tenis Barcelona es Nadal. Lo que pasa es que los 'top' no siempre participan, porque dependen del calendario ATP». Aún queda tiempo para pensar en la próxima campaña. De momento, al Fadura le toca saborear el ascenso. Eso sí, algunos de sus componentes tienen que llevar a cabo su promesa. «Más de uno ha apostado que se rapaba el pelo. Esta semana les toca cumplir», bromea su compañero Jon Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos