La Ertzaintza y la Policía vigilarán los alrededores de los colegios de Getxo para evitar el menudeo de droga

Piedra de hachís incautada por la Policía en Romo. /IGNACIO PÉREZ
Piedra de hachís incautada por la Policía en Romo. / IGNACIO PÉREZ

El dispositivo se desarrollará hasta el 15 de diciembre con la intención de «prevenir» el consumo en este sector de la población

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

La Ertzaintza y la Policía Local han puesto en marcha una campaña conjunta especial para terminar con el trapicheo de droga a pequeña escala para el consumo de los adolescentes. Así, vigilarán los alrededores de los centros escolares para proteger a este sector de la población, el más vulnerable a las consecuencias de estas sustancias. Agentes uniformados y de paisano intentarán cortar cualquier inicio de ‘menudeo’ de droga en las cercanías de los centros, así como el consumo de estupefacientes por los menores de edad. Los mandatarios municipales aseguraron que se hará hincapié en la prevención. «Han subido las quejas por ‘menudeo’, en algunos centros incluso por parte de directores y profesores», aseguraron fuentes policiales, que incidieron en que «no se trata de provocar alarma», ya que «la situación no es preocupante».

La Administración local aseguró que se trata de un «dispositivo de vigilancia y prevención», que se realiza «en todo el conjunto de la geografía vasca, en función de las problemáticas concretas detectadas por cada centro policial, y en consonancia con las necesidades de protección demandadas por la ciudadanía». En Getxo, la campaña tendrá lugar hasta el 15 de diciembre.

Pero la Policía Municipal ya lleva un tiempo haciendo este tipo de trabajo. A veces es por las quejas por el llamado ‘menudeo’, que es como se denomina cuando los consumidores de estupefacientes se dedican a realizar ventas a pequeña escala. Las mismas fuentes policiales aseguraron que esta es una práctica «regular». Sin embargo, la acción entre ambos cuerpos se ve con buenos ojos. «El trabajo conjunto es la línea a seguir. Así se consigue la optimización de recursos, o bien dividirse o reagruparse para ocupar determinadas zonas y que el control sea más efectivo».

«Estamos aquí, no todo vale»

Los consumidores suelen iniciarse en la adolescencia en drogas como la marihuana y el hachís, las más utilizadas por los jóvenes. Y el cannabis se vende en localizaciones no muy lejanas. Las acciones policiales de este tipo propician que esos vendedores a pequeña escala «se escondan, pero luego siempre reinciden». Muchas veces, las lonjas juveniles son los lugares en los que «consumen y esconden estas drogas», aseguran. El dispositivo de los agentes que funcionará en Getxo sirve para «lanzar el mensaje de que seguimos aquí; de que el todo vale, no sirve». Las mismas fuentes defendieron este tipo de actuaciones porque «son trabajos preventivos, y estamos hablando de la juventud». Tal y como indicaron, «Getxo no es ninguna excepción en lo relativo al consumo, pero los controles por parte de los agentes locales suelen ser habituales en este municipio y en el resto de localidades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos