Erandio salvaguarda la memoria

Imagen de la época de la ribera de Altzaga y el embarcadero. / A. ERANDIO
Imagen de la época de la ribera de Altzaga y el embarcadero. / A. ERANDIO

Alumnos del CIFP Tartanga recogerán en un documental el testimonio de los supervivientes de los bombardeos de 1937 y de la Guerra Civil

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

Inmortalizar y salvaguardar el testimonio de los vecinos que sobrevivieron a los bombardeos de 1937 y a la Guerra Civil es el objetivo de una nueva iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento, que quiere crear un archivo municipal de Memoria Histórica. Ha enviado cartas a las personas susceptibles de formar parte de un documental que realizará el alumnado de Audiovisuales del Centro de Formación Profesional Tartanga. Las grabaciones tendrán lugar los martes y jueves a partir de las 11.00 horas en el lugar que indiquen las personas interesadas en contar sus vivencias. El Ayuntamiento localizó en abril a 74 vecinos superviventes que contaban con al menos diez años durante los bombardeos. Fuentes municipales reconocieron que «aunque recordar aquellos acontecimientos puede resultar doloroso, su relato es un tesoro preciado en nuestra sociedad y tiene que perdurar en nuestra memoria como pueblo».

La propuesta pone el colofón a los diversos actos conmerativos que han tenido lugar a lo largo de este año, coincidiendo con el 80 aniversario del bombardeo de la localidad por parte de la Legión Cóndor. Las bombas mataron a 31 vecinos e hirieron a otros 69. Los ataques se prolongaron desde enero hasta junio, pero fueron especialmente cruentos entre el 22 y el 26 de abril. Hubo, en total, entre 87 y 111 víctimas durante la contienda, incluidas las que murieron por culpa de las bombas. Se lanzaron sobre la mayoría de los barrios, aunque el más afectado fue el de Altzaga. De hecho, el Consistorio colocó una placa en el cruce de las calles Ibarra y Jado, donde cayó una de las cargas mortíferas que acabó con las hermanas Clara y María Urrutia. El Consistorio también envió cartas a 22 comunidades de vecinos solicitando el permiso para la retirada de placas del antiguo Instituto de la Vivienda franquista. También hubo conferencias de la mano de la Fundación Sabino Arana, Ramón Rubial y Aranzadi y una exposición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos