Erandio propone que el barrio de Altzaga crezca «mirando a la ría»

Instalaciones de la empresa Cables y Alambres. / PEDRO URRESTI
Instalaciones de la empresa Cables y Alambres. / PEDRO URRESTI

La opción de deslocalizar la empresa Cables y Alambres para levantar viviendas en este espacio genera división entre los vecinos

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA Erandio

El futuro de la empresa Cables y Alambres y los talleres ubicados en la zona de San Antonio, centraron el interés de los cuarenta vecinos que participaron en la tarde del martes en la primera reunión informativa acerca del Avance del Plan General de Ordenación Urbana de Erandio, celebrada en la sala del PGOU ubicada en los bajos de la Casa Consistorial, que acoge una exposición hasta el día 9 de febrero.

La propuesta recogida en el documento pasa por una deslocalización de esta industria acompañada por un cambio de catalogación del suelo a residencial que permitiría la construcción de viviendas y una importante zona de ocio público. El representante del equipo redactor, Gabriel Chapa, recordó que «solo es una propuesta más y siempre a expensas del interés de la firma de cambiar su emplazamiento».

Además, señaló que «debemos jugar con lo que ya tenemos pero redistribuyendo los usos», de cara a permitir crecer el barrio de Altzaga, «mirando a la ría». Un argumento que no fue del agrado de algunos de los presentes defendiendo la permanencia de una «empresa centenaria que ha salido adelante gracias al esfuerzo de sus trabajadores».

Existe un notable rechazo vecinal a la supresión de la zona verde situada junto al polideportivo

Otro de los presentes considera que esta medida supondrá «cargarnos el tejido industrial para construir casas que no serán para erandioztarras, sino para gente joven de otros municipios limítrofes que no pueden pagar el precio de los pisos en sus localidades». Sin embargo, una parte del público vio con buenos ojos la creación de una nueva zona verde en Altzaga, «donde carecemos de estos espacios».

Ante esta tesitura, tomó la palabra el concejal de Urbanismo, Egoitz Bilbao, para recordar que «esta operación puede salir o no, pero primero deberá pasar el filtro de la ciudadanía y luego el político». Además, apuntó que «no se trata de empujar a nadie, simplemente es una salida para ese solar si la empresa decide marcharse algún día. No es para nada algo inmediato».

También suscitó el interés y criticas el puente sobre la ría destinado a unir Erandio con la zona de Ballonti, en la Margen Izquierda. Un proyecto diseñado por la Diputación que por el momento es un boceto en papel. Esa infraestructura, «condenaría el paseo de la ría y los mayores beneficiados serán los de la otra margen», aseveró un vecino.

Pese a no ser un proyecto nuevo recogido en el avance del PGOU, el debate más agrio se centró en el destino de los 20.000 metros cuadrados de la pastilla de terreno situada junto al polideportivo municipal de Altzaga, el principal pulmón verde del barrio, donde está previsto la construcción de 400 pisos protegidos y tasados, para hacer factible económicamente el realojo de 66 familias que perdieron sus viviendas hace una década.

Alguno de los presentes defendió el «mantenimiento del parque municipal con las 12 hectáreas que ahora ocupa, con el reparto de esos pisos en otras zonas». Otro de los participantes sugirió «dar más altura a los bloques diseñados para liberar suelo que se destine a esparcimiento público». Ante el interés suscitado por el tema, Bilbao se comprometió a «organizar un encuentro monográfico sobre este tema».

Los siguientes encuentros del equipo redactor con los vecinos tendrán lugar a las 19 horas del 13 de febrero, en el Centro Cultural Josu Murueta de Astrabudua, y a la misma hora del día 6 de marzo, en el Centro Socio-Cultural de Erandio Goikoa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos