Erandio pide a la contrata reparar la gotera que ha reaparecido en el recién inaugurado gimnasio

Uno de los usuarios del gimnasio durante su primer día de apertura, hace justo un mes. /BORJA AGUDO
Uno de los usuarios del gimnasio durante su primer día de apertura, hace justo un mes. / BORJA AGUDO

I. SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

Los aguaceros han pasado factura al remodelado gimnasio del polideportivo de Altzaga, en forma de una incómoda gotera justo cuando se cumple un mes desde que las instalaciones reabrieran sus puertas después de una reforma on una inversión superior a los 100.00 euros. Las modernas instalaciones están repartidas en dos plantas de 200 metros cuadrados cada una. La principal novedad pasa por la habilitación de la segunda planta, que estaba en desuso, como un amplio espacio dotado con maquinas de última generación adquiridas bajo la fórmula de 'renting' . El delegado de Deportes, Josean Pérez, reconoció que está gotera «ya existía antes de realizar estas obras». Por este motivo, se puso «especial hincapié en subsanarla antes de realizar cualquier trabajo en el interior. Era una de nuestras prioridades a la hora de acometer este proyecto», en las dependencias deportivas, defendió. Y parecía que la obra había dado sus frutos, toda vez que «hace mes y medio, cuando llovió de forma intensa, no apareció ningún rastro de la humedad». Pero la realidad se impuso los pasados días al comprobar que el agua ha «buscado un nuevo camino para filtrarse al interior», aseguró Pérez. El concejal socialista destacó que «ya nos hemos puesto en contacto con la empresa adjudicataria para que subsane este problema, pues la obra está en periodo de garantía». Pérez defendió que «este contratiempo no debe empañar el esfuerzo que el Ayuntamiento ha realizado por mejorar las infraestructuras deportivas y dar respuesta a la demanda de los usuarios del polideportivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos