Erandio descontará los días de huelga a la adjudicataria de los polideportivos

Los trabajadores iniciaron el viernes su protesta, sin que de momento haya «avances». / I. SÁNCHEZ DE LUNA
Los trabajadores iniciaron el viernes su protesta, sin que de momento haya «avances». / I. SÁNCHEZ DE LUNA

El área municipal de Deportes no descarta tomar medidas legales que garanticen los derechos de los abonados a un buen servicio

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

El Ayuntamiento de Erandio descontará a la empresa encargada de gestionar los polideportivos municipales, Bi Sport, los fondos proporcionales a los días de huelga que protagonice la plantilla. La mayoría de sus empleados, monitores deportivos con contratos parciales, iniciaron el viernes pasado una huelga indefinida y mantienen un calendario de movilizaciones con clases al aire libre y chocolatadas. El primer día de su protesta impidieron, de forma pacífica, el acceso a las instalaciones a muchos usuarios. «Si no se presta el servicio en las condiciones fijadas no lo vamos a pagar», aseveró categóricamente el delegado de Deportes municipal, Josean Pérez.

De hecho, de prolongarse el conflicto laboral «estudiaremos todas las medidas legales para defender los derechos de los usuarios, que están siendo los paganos de esta situación». Pérez reconoce que «no hemos recibido un importante número de quejas, pero solo una ya es importante». Además, no oculta que «a medida que vayan pasando los días se incrementará el malestar por parte de los usuarios», que rondan los 3.000 que ahora no pueden practicar deporte con normalidad pese a que las instalaciones repartidas entre Astrabudua y Altzaga permanecen con las puertas abiertas.

El delegado de Deportes municipal dejó claro que «nuestro papel en esta situación pasa únicamente por defender los derechos de nuestros vecinos». Por este motivo, «tengo la exigencia de solicitar responsabilidades. Es algo de sentido común», dijo. Pérez espera que el conflicto se solucione en la mesa de negociación. Precisamente, ayer hubo otro contacto entre trabajadores y empresa al que «no acudió el gerente, enviando a dos coordinadores sin ninguna capacidad negociadora», apuntaron desde el sindicato ELA, único con representación en la plantilla. Estas mismas fuentes aseguraron que en la cita se dio «una respuesta por escrito a la propuesta presentada por la empresa hace dos días».

La misma supuso una decepción para los huelguistas dado que «no recoge ninguna de nuestras demandas». Por el momento, Bi Sport defiende la vinculación de los salarios «a lo que se firme en cada momento, manteniendo las jornada anual en 1.710 horas». La plantilla reclama una reducción hasta las 1.592, e incrementos salariales por encima del IPC, entre otras mejoras laborales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos