Erandio comienza a devolver cantidades a los afectados por la huelga de los polideportivos

Las instalaciones permanecen cerradas los fines der semana. /IGNACIO PÉREZ
Las instalaciones permanecen cerradas los fines der semana. / IGNACIO PÉREZ

La protesta, que restringe el horario de las instalaciones, cumplió ayer cinco semanas. Los usuarios han interpuesto más de 500 quejas

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

El Ayuntamiento de Erandio ha aprobado un decreto recogiendo la devolución de las cantidades por las actividades deportivas no desarrolladas durante los últimos 20 días del mes de noviembre por la huelga de los trabajadores de Bi Sport, adjudicataria de la gestión de los polideportivos. El conflicto laboral aún continúa, por lo que se establecerá la misma medida hasta que las instalaciones no recuperen su actividad normal. Las cuantías que comenzará a devolver el Ayuntamiento son de entre 25, 10 euros a los abonados 'Gazte' en las clases de fitness, hasta los 30 céntimos a los titulares del carnet de la tercera edad. También la empresa adjudicataria verá sus emolumentos reducidos, ya que «los servicios no prestados le serán descontados», asegura el subdelegado de Deportes, Josean Pérez. Ambas medidas «se sujetan a la ley. No podríamos actuar de otra forma».

«Se solidarizan»

Por el momento, el Consistorio ha recibido más de medio millar de quejas. Los empleados cumplieron ayer cinco semanas de huelga. «La gran mayoría se solidarizan con los trabajadores pero se quejan de no poder practicar deporte, más que demandar la devolución del dinero», apunta. Por otro lado, Ayuntamiento, comité de empresa y dirección de Bi Sport se reunieron el jueves y la gerencia presentó una nueva propuesta para intentar acercar posturas. El martes, habrá otra reunión. Los responsables municipales salieron de la cita «con buenas sensaciones». Las partes quedaron en reunirse de nuevo el próximo martes. Las demandas de los huelguistas pasan por rebajar las horas anuales permitiendo que algunos trabajadores opten a jornadas completas y otros mejoren, incrementando, sus contratos parciales. Además, exigen una formación específica en reciclaje deportivo y euskera que permita acceder a nuevos servicios y se marque un incremento salarial que permita que recuperen el poder adquisitivo. La movilización provoca que no se impartan la mayoría de los cursillos y deportivos, como aerobic o natación, y que las instalaciones adelanten su horario de cierre y estén clausuradas los fines de semana y días festivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos