Erandio avanza en la reducción de pozos sépticos en la zona rural

El alcalde y el concejal de Urbanismo, junto a representantes del Consorcio de Aguas. / MANU CECILIO
El alcalde y el concejal de Urbanismo, junto a representantes del Consorcio de Aguas. / MANU CECILIO

El Ayuntamiento finaliza la conexión de Mota, en Goierri, a la red general de saneamiento. Los siguientes proyectos afectarán a Goikoa y a Fano

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

El Ayuntamiento de Erandio lleva años tratando de dotar de infraestructuras de saneamiento a los dispersos núcleos rurales. Y los residentes en el barrio de Mota, ubicado en la zona de Goierri, ya cuentan con una nueva red de saneamiento destinada a la recogida de aguas residuales y su conducción hasta la red municipal. Las obras financiadas por el Ayuntamiento, han supuesto una inversión de 250.000 euros, incluida la redacción del proyecto y la adquisición de terrenos. Un presupuesto final que supone un ahorro de casi 120.000 euros respecto al precio inicial de licitación. La principal actuación ha consistido en la habilitación de una tubería de algo más de un kilómetro de longitud que transcurre de manera soterrada por campas y huertas. La misma acabará con la deplorable estampa de diferentes pozos sépticos en mal estado de conservación, con salidas de los vertidos a cárcavas y cunetas de los caminos existentes, con los «consiguientes problemas sanitarios y medio ambientales», destacó el concejal de Urbanismo, Egoitz Bilbao.

Ahora, los vertidos residuales de quince caseríos y establecimientos de hostelería ubicados en esta zona rural próxima al parque de Akarlanda se recogerán mediante esta conexión hasta su unión con el colector de Goierri, actualmente en servicio, «a través del cual se incorporarán al sistema general de saneamiento», hasta la depuradora de Galindo para su tratamiento, apuntó Bilbao. También se han construido veinte pozos de registro de la colección normalizada del Consorcio de Aguas de Bilbao-Bizkaia.

Colaboración vecinal

El alcalde de Erandio, Joseba Goikouria, resaltó que este proyecto «es bastante antiguo, pero por diferentes motivos no se ha podido realizar» hasta ahora, cuando ha sido posible gracias «a la colaboración de los vecinos, a los que estamos muy agradecidos». De hecho, durante el trámite administrativo del proyecto se presentaron cuatro alegaciones por parte de los afectados, reclamando un cambio en el recorrido para evitar que la tubería transcurriera por sus propiedades. Todas ellas fueron resueltas negativamente. Se ejecutarán proyectos similares en los barrios de Goikoa y Fano. En el primero de los casos, las obras comenzarán en el próximo ejercicio, cuando también se adjudicará el proyecto de Fano, y «dependiendo de las partidas presupuestarias, las obras podrían comenzar en 2019», concluyó Bilbao.

Temas

Erandio

Fotos

Vídeos