16 empresas optan a construir el parking del hospital de Urduliz

Vista de la campa en la que se levantará el parking. /  MANU CECILIO
Vista de la campa en la que se levantará el parking. / MANU CECILIO

Las obras, valoradas en 7 millones, incluyen 278 plazas repartidas en tres plantas, además de una explanada y dos edificios comerciales

TERRY BASTERRA URDULIZ.

El Ayuntamiento de Urduliz ultima la contratación de las obras de construcción del que será el futuro aparcamiento del hospital Alfredo Espinosa. Dieciséis empresas se han presentado al concurso para acometer unas obras presupuestadas en 7,23 millones. La construcción de este parking será sufragada con fondos municipales y cuenta con un plazo de ejecución de 22 meses. Tendrá una capacidad para 278 plazas, todas ellas bajo la superficie. La instalación constará de tres plantas subterráneas, cada una de ellas con una superficie de 2.444 metros cuadrados.

Sobre ellas se urbanizará una plaza y se levantarán dos edificios, uno destinado a alojar comercios y el otro a albergar negocios de ámbito hostelero. El primero tendrá una superficie de 265 metros cuadrados y con 334 del segundo. Ambos contarán con una marquesina perimetral que hará de soportal común. El centro de la explanada, según figura en la memoria del proyecto, contará con otra marquesina. En este caso, de una altura de 6,75 metros que ofrecerá protección ante la lluvia y el sol. Estará apoyada sobre ocho pilares. Con este aparcamiento, el Consistorio busca satisfacer la necesidad de plazas de estacionamiento generadas por el hospital, tanto de usuarios como de trabajadores y vecinos, así como «la posible demanda de los residentes que viven cerca».

Necesidades urgentes

En uno de los estudios elaboradospor el Ayuntamiento, se estimaba que hasta 1.400 vehículos diarios podían pasar al día por el centro sanitario. La previsión de la Administración municipal, que es quien financia las obras y la propietaria del terreno, es externalizar su gestión. La tarifa media prevista ronda el euro y medio la hora.El Consistorio tiene además previsto retomar tras las fiestas navideñas la definición de la aplicación de la OTA en el entorno de influencia del Alfredo Espinosa. El Ayuntamiento abrió hace unos meses un proceso participativo para que los vecinos aportasen ideas que completasen la propuesta inicial, que consiste en poner la OTA en la zona comprendida entre el metro, Eleizalde, Aita Gotzon, Goieta y el límite con Sopela. Parte de la principal arteria de la localidad también quedaría dentro de la zona de pago, aunque en el espacio regulado habría zonas de aparcamiento exclusivas para los residentes. Los vecinos que viven dentro de la zona delimitada abonarían 35 euros anuales por la tarjeta, pero podrían aparcar en la zona roja y azul sin limitaciones. A su vez, los residentes fuera de la zona OTA podrían adquirir una tarjeta por 20 euros al año.

Eso sí, las personas que no residan en el municipio, o los vecinos que no adquieran ningún tipo de las dos modalidades de tarjeta, solo podrían estacionar en la zona azul y no en la roja. Los primeros 15 minutos de aparcamiento en zona azul serán gratuitos. Una empresa externa se encargó de recoger las aportaciones para elaborar un informe que complete la propuesta de aplicación de esta tasa. Otra compañía privada se ocupará de gestionar el cobro por aparcar en las calles afectadas por la medida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos