Una empresa de Getxo diseña un crucero ecológico para una ONG candidata al Nobel

El crucero ‘Ecoship’ contará con paneles solares que permitirán a la embarcación ahorrar combustible.
El crucero ‘Ecoship’ contará con paneles solares que permitirán a la embarcación ahorrar combustible. / e. c.

El barco de la firma Oliver Design contará con paneles solares a modo de velas y su botadura está prevista para los Juegos de Tokio de 2020

MARÍA DE CASTRO

Pensar en un crucero es como imaginar un ambiente de lujo y excesos, las antípodas de conceptos tan ecológicos como ‘sostenibilidad’. La ONG japonesa Peace Boat supo transformar esta contradicción en un reto en 1983, cuando empezó a impulsar viajes educativos en crucero para promover el cumplimiento de los Derechos Humanos y el respeto al medio ambiente.

En estos años, el barco de la asociación ha recorrido las costas tailandesas para denunciar la situación de los transexuales en el país, ha llevado a supervivientes de las bombas atómicas a transmitir su testimonio a Venezuela y ha logrado que sus pasajeros conocieran de primera mano el problema de la gestión de residuos en una isla tan recóndita como Rapa Nui. Pero se enfrentaban a un problema ineludible: su discurso ambientalista se contraponía a la propia embarcación, antigua y contaminante. En 2012, los activistas de la organización -que ha sido candidata al premio Nobel de la Paz por su actividad- comenzaron a buscar una compañía que lograse dar forma a su quimérico crucero ecológico.

«Donde otros ponen casinos o discotecas nosotros diseñamos auditorios y laboratorios» Crucero innovador

Y ahí fue donde su destino se cruzó con Oliver Design, una firma de arquitectura naval fundada en 1990 en Getxo y especializada en «proyectos diferenciados», según explica su fundador, Jaime Oliver. «Nos enteramos de que estaban buscando una idea que reflejase el concepto del barco. Yo soy de San Sebastián y en 2012, un día que paseaba por la Concha, vi una ballena varada en la playa. Tuve claro que el barco debía tener forma de ballena para lanzar el mensaje de que el barco tiene que ser hidrodinámico, como si fuese un gran pez». Escribió entonces a uno de los responsables de la ONG, que recorrió los 10.500 kilómetros que separan Tokio y Getxo. «Entró en la oficina, le enseñé el boceto, nos felicitó y dijo que seríamos los diseñadores del nuevo crucero».

Tras el encuentro inicial, cientos de horas de trabajo han transformado el boceto en el diseño definitivo del ‘Ecoship’, un trasatlántico con capacidad para 2.000 pasajeros que comenzará a ser construido por un astillero finlandés en los próximos meses. «El objetivo es que esté listo en 2020, para los Juegos Olímpicos de Tokio», explica Oliver.

«Universidad flotante»

A pesar de que su empresa ha participado en proyectos internacionales ambiciosos -llegaron incluso a diseñar un lujoso yate para Trump que nunca llegó a verse materializado-, el responsable de Oliver Design no puede ocultar su predilección por el ‘Ecoship’. «No existe ningún crucero similar», arguye tras desgranar algunas de sus peculiaridades. La principal consiste en la presencia de paneles solares retráctiles a modo de velas. «Nos permiten ahorrar combustible. De ahí sale la electricidad para el aire acondicionado, las cocinas, la lavanderías o la iluminación», remarca.

El coloso marino contará asimismo con aerogeneradores y sistemas de gestión de residuos respetuosos con el entorno. Para su proyectista, estas peculiaridades técnicas se acoplan como un guante a la función del ‘Ecoship’. «No es un crucero al uso. Nada de piscinas de olas artificiales o túneles de viento. Se trata de una universidad flotante. Donde otros ponen un casino o una discoteca, nosotros diseñamos auditorios y laboratorios».

LOS DATOS

Oliver Design.
La firma, fundada por el ingeniero naval Jaime Oliver, ha participado en otros proyectos internacionales. Hace dos décadas diseñó un yate para Trump que nunca se construyó.
Peace Boat.
La ONG nipona que impulsa el barco fue candidata al Nobel de la Paz por sus viajes transatlánticos a favor de los Derechos Humanos.
Ecoship.
El trasatlántico nipón, con forma de ballena varada, tendrá capacidad para 2.000 pasajeros.

Temas

Getxo

Fotos

Vídeos