La dirección del colegio de Lemoiz asegura que la ampliación va a ser insuficiente

TERRY BASTERRA

«La obra de ampliación del colegio es la que nos han dado, no la que llevábamos años pidiendo, y va a ser insuficiente». Con esta contundencia se expresa el director de la escuela de Lemoiz, Natxo Hormaetxea, quien aunque reconoce que «estamos muy contentos con que hagan esta mejora», recalca que «no va a ser la solución» a los problemas que afectan a esta escuela rural.

El Gobierno vasco tiene previsto destinar 1,7 millones a los trabajos de ampliación de este colegio. La actuación permitirá al centro sumar a sus instalaciones tres aulas ordinarias, dos de desdobles, una de psicomotricidad, un aseo adaptado, un comedor de 101 metros cuadrados, un ascensor y un porche cubierto de 200 metros cuadrados para que los alumnos puedan jugar bajo techo en el patio los días de lluvia.

Pese a esta ampliación de las actuales instalaciones, Hormaetxea insiste en que la mejora «se va a quedar corta» para atender las necesidades de este centro de educación Infantil y Primaria en el que estudian 92 alumnos. Por ello recuerda que la comunidad educativa lo que demandaba era la construcción de un nuevo colegio. «Esto nos permitiría tener una distribución mejor, disponer de un gimnasio, un aula de servicios múltiples y un laboratorio», detalla el director, una serie de equipamientos de los que carece esta escuela situada en Urizar en la actualidad y que tampoco tendrá en el futuro.

En cuanto a los trabajos en este colegio enclavado junto a la iglesia de Andra Mari y que ocupa tres edicios -la antigua casa cural, otro edificio próximo y un módulo provisional que hace las veces de comedor-, la intención del Ejecutivo vasco es poder iniciar estas obras a lo largo del año en curso. El plazo de ejecución previsto es de 15 meses.

Temas

Lemoiz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos