Denuncian el uso del Gobela como vertedero en Lamiako

En la cercana Vega habitan multitud de especies de avifauna protegida. / P. URRESTI
En la cercana Vega habitan multitud de especies de avifauna protegida. / P. URRESTI

El colectivo ecologista Eguzki emplaza a las instituciones a actuar de forma urgente en una zona de paso para 39 especies amenazadas

ERLANTZ GUDE LEIOA.

El colectivo ecologista Eguzki anunció ayer que ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Leioa, el Departamento foral de Sostenibilidad y Medio Natural y la Agencia Vasca del Agua (URA) la existencia de «múltiples puntos de vertido ilegales y clandestinos en la ribera y el entorno del río Gobela, el área comprendida entre la estación del metro de Lamiako y las cocheras de Euskotren, el parking de la estación de Lamiako y las zonas verdes anexas al campo de fútbol». Eguzki urge a retirar los residuos y limpiar los puntos señalados, ya que la cercana Vega de Lamiakoe es un humedal recogido en la Agenda 21 de Bizkaia como paraje singular natural -e integrado en la lista de Zonas Húmedas de Euskadi-. También es un área de descanso de aves migratorias en su recorrido entre el norte de Europa y África, entre ellas, 39 que figuran en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. En total, se han inventariado en la zona 167 especies.

El colectivo ecologista ha decidido poner los hechos en conocimiento de las instituciones, buscando, aducen, que prime el criterio resolutivo, frente al debate competencial. «Permitir que perduren estos vertidos en el tiempo presenta un doble riesgo: la afección al ecosistema de un área tan sensible y lanzar un mensaje pernicioso a la población local». Eguzki considera que los ciudadanos podrían «deducir que la permanencia de los residuos no es grave, y pronto otra persona con escasa conciencia, y convencida de la inocuidad de sus actos, procedería de idéntica forma».

La Agenda 21 de Bizkaia presenta la Vega de Lamiako como un «enclave único», en un entorno muy humanizado como las riberas de la ría. «Este pequeño fragmento de marisma rellenada aún conserva parte de la vegetación de las zonas húmedas», detalla el documento. «Entre los juncales, carrizales, saucedas y fangales, corretean numerosas aves limícolas como los correlimos, andarríos o chorlitejos». El informe evidencia, asimismo, el gran repunte poblacional que experimenta la vega en invierno, con el paso de aves migratorias. Su «riqueza, singularidad y potencialidad» favorecen la inclusión de este espacio en el Inventario de Zonas Húmedas de Euskadi.

Fotos

Vídeos