'Ola de crímenes' en el corazón de Getxo

Los vecinos siguieron con interés el desarrollo de las escenas. /PEDRO URRESTI
Los vecinos siguieron con interés el desarrollo de las escenas. / PEDRO URRESTI

El rodaje del film en el barrio de Andra Mari genera la expectación de los vecinos

GABRIEL CUESTA GETXO.

«¡Está por aquí Maribel Verdú! Tan guapa como cuando hizo 'La estanquera de Vallecas'», exclama Teo, un vecino de Getxo que no pudo evitar acudir con su cuadrilla al rodaje de 'Ola de crímenes', que se celebró ayer en el barrio de Andra Mari. «Menuda parafernalia tienen aquí montada», comentó. Una treintena de getxotarras se acercaron a la Avenida del Ángel, que quedó cortada desde su intersección con Gustavo Adolfo Bécquer hasta el cruce de La Venta, en Maidagan. La actriz se dejó ver a primera hora, pero no participó en la grabación de la escena matinal, dirigida por Gracia Querejeta y en la que los protagonistas fueron Raúl Arévalo y Raúl Peña.

Muchos de los curiosos que husmearon entre focos y micrófonos eran vecinos. «Vivimos justo en frente y queríamos ver el rodaje», explicaron Juan y Lorena, que confesaron que la curiosidad pudo con ellos y bajaron con carricoche y bebé incluidos. Y es que los getxotarras verán un paisaje de su día a día en el cine cuando se estrene la película. Otra residente, Blanca, aseguró que tiene pensado ir a verla. «No se puede desperdiciar la ocasión. Hay que ver Getxo en la gran pantalla», dijo ilusionada. Eso sí, el rodaje no le sorprendió. «Es un poco lo que me esperaba. La gente del equipo de producción son muy majos». Y es que los curiosos respetaron el trabajo y pusieron las cosas más fáciles que en Bilbao. «Qué bien os estáis portando. No como en 'Bilbo', que fue una locura», les reconoció uno de los controladores. También había algún que otro despistado. «¿Quién es Arévalo?». «Mira, mira. Creo que esa es Querejeta». Una mujer murmuraba a su amiga: «Ese chico no me suena -en referencia a Peña-. El otro -Arévalo- sí, ese sale en un montón de películas».

El sol acompañó, así que había que aprovechar. «¡Este ensayo sin salida de coche!». Luego ya estaba todo listo. «Cuando quieras, Gracia». La escena grabada ayer era sencilla. Un Raúl Peña con bigote, ataviado con botines y jersey gris, abre la puerta de un taxi en el que el conductor es un Arévalo completamente afeitado y que viste vaqueros y una camiseta negra, con el dibujo de una púa de guitarra perfilada en blanco. Peña se sienta, se quita las gafas de sol y le dice algo al otro Raúl, que arranca el coche con tranquilidad y comienza a conducir. Luego se produjo un descanso, en el que Arévalo aprovechó para fumar un cigarrillo mientras charlaba con su compañero de taxi en el film. El rodaje se trasladó después al polideportivo Andra Mari, en el que se sirvió el catering. Los vecinos podían observar el trabajo, pero sin sacar fotografías ni grabar con sus móviles para evitar que se desvelasen escenas importantes. El rodaje comenzó el lunes 9 en el Puente Colgante. Desde entonces también Bilbao ha acogido la producción de algunas escenas. En Getxo, el rodaje seguirá hoy de 7.00 a 16.00 horas, aunque los planes podrían cancelarse si llueve.

Temas

Getxo

Fotos

Vídeos