Crean un colectivo a favor de zonas para perros sueltos en Sopela

Un can juega en la playa de La Salvaje. /  GABRIELA BARNUEVO
Un can juega en la playa de La Salvaje. / GABRIELA BARNUEVO

EL CORREO SOPELA.

La Policía Municipal de Sopela ha comenzado a aplicar la ordenanza municipal de animales que prohíbe pasear a los perros sueltos, excepto en determinados supuestos, y que contempla multas de 300 euros. La medida no ha sentado bien a algunos propietarios de mascotas, que han creado la Plataforma Perros de Sopela para exigir zonas de esparcimiento en las que los canes puedan jugar sin ataduras y que se regulen horarios para tenerlos sueltos en los parques, tal y como ocurre en municipios como Leioa. El colectivo ha iniciado una campaña de recogida de firmas en la Change.org. La iniciativa logró más de 200 apoyos en tan solo 24 horas, y además, no descarta iniciar movilizaciones.

En Sopela hay casi 3.000 perros censados, según el registro del Gobierno vasco, motivo que llevó al Ayuntamiento a inaugurar, a principios de septiembre, el primer parque de la comarca dedicado al ocio canino, con obstáculos de 'agility' para que se ejercitasen. Ubicado detrás del Consistorio, el equipo de gobierno anunció que construiría otro en Larrabasterra. Algunos propietarios se quejaron entonces de que la apertura de este recinto había llegado junto al incremento de multas en otros parques por tenerlos sueltos.

Temas

Leioa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos